Tags: Gestores |

Estrategias de Natixis AM para invertir en Europa: “Ser selectivo es crítico”


Prudencia y selectividad. Estas son las dos pautas de comportamiento que Natixis Asset Management recomienda encarecidamente seguir a la hora de aproximarse al mercado europeo en el actual entorno, después de que las dos operaciones de refinanciación a largo plazo del BCE hayan tenido efectos dispares sobre las distintas clases de activos. “Este consejo cobra más importancia en el mercado de deuda soberana, que continuará exhibiendo una evolución ondulada si se analiza cuidadosamente por vencimiento y especialmente por país, pues la rentabilidad seguirá estando muy determinada por la historia específica de cada país”, afirman desde la gestora.

En un informe elaborado por Emmanuel Bourdeix, director de Inversiones de Renta Variable, e Ibrahima Kobar, director de Inversiones de Renta Fija de Natixis Asset Management, ambos entienden esencial adoptar una gestión muy perceptiva, ya que la jerarquía de riesgos sigue siendo inestable y volátil, por supuesto en los países periféricos pero también en los core. “Una de las lecciones de la crisis del verano de 2011 fue que existen muy pocos países que se mantengan en la categoría de mejores de su clase a lo largo del tiempo. El reciente cambio en el sentimiento de los inversores hacia la deuda de Holanda y Bélgica subraya este hecho”.

“Además, si bien la introducción de nuevas normas en la zona euro ha contribuido a evitar algunos puntos de ruptura potenciales, aún pueden surgir otros”, afirman. Uno de ellos podría ser Portugal. “Aunque no hay peligro de impago inmediato debido a sus fundamentales, es probable que el país no pueda recurrir a los mercados financieros para financiar su crecimiento en varios años. El ritmo de las reformas, y su aceptación por la población, serán por tanto esenciales”.

Por otro lado, desde Natixis AM detectan oportunidades en clases de activos de riesgo bajo, como el crédito y la deuda de países emergentes. “La tasa de impago de las empresas europeas aún es inferior a su media histórica y no esperamos que aumente en los próximos meses. Sin embargo, esta clase de activo también continuará siendo muy volátil. Los inversores deben acostumbrarse a episodios alternos de ampliaciones y contracciones fuertes, y en ocasiones exageradas, de los diferenciales de crédito”.

En lo que respecta a la deuda de países emergentes denominada en divisas extranjeras, la gestora considera que esta clase de activo, que se ha comportado bien en los dos últimos años, “aún ofrece potencial de subida, pues los fundamentales de los países emergentes, y por tanto su capacidad para devolver la deuda, continúan mejorando. Sin embargo, es más seguro implementar una estrategia táctica en deuda de países emergentes en moneda local. De hecho, las divisas emergentes ya se han comportado bien y, por tanto, podrían entrar en un periodo de consolidación”, señalan.

“Recomendamos seleccionar valores de renta variable europea”

Pese al rebote experimentado por el mercado de renta variable europeo en el primer trimestre del año, “las valoraciones siguen siendo bajas en comparación con las medias históricas”. Además, dado que la fase de rebajas de las previsiones de beneficios de los analistas ha terminado, existe espacio para las sorpresas positivas”, indican. Dejando a un lado el sector financiero, se espera un aumento de los beneficios por acción del 3-4% en 2012 que, a juicio de Bourdeix y Kobar, “es una estimación conservadora”.

“Las empresas europeas aún exhiben un perfil operativo y financiero muy sólido, con el apalancamiento en su nivel más bajo de los últimos 20 años y el cash flow libre en nuevos máximos, lo que significa que pueden buscar nuevos motores de crecimiento. No obstante, pese a los fundamentales positivos, la clase de activo continúa siendo muy sensible a los datos macroeconómicos y el riesgo soberano. Por tanto, es probable que la volatilidad continúe, por lo que recomendamos ser selectivos”.

Entre los valores cíclicos, desde Natixis AM prefieren las compañías que han llevado a cabo una reestructuración operativa, que muy probablemente mejore de forma sustancial su generación de cash flow, y las que se beneficiarán de temas de inversión estructural, como las inversiones crecientes en agricultura o ahorro energético. Entre los valores defensivos, se inclinan por las compañías que ofrecen una elevada rentabilidad por dividendo, un balance saneado y una generación de cash flow libre sostenible, sobre todo en los sectores de farmacia y energía.

“No pase por alto los valores de pequeña y mediana capitalización”

Los valores de pequeña y mediana capitalización también pueden proporcionar una vía adicional de diversificación. Incluso pueden continuar superando a la gran capitalización si el apetito de riesgo se mantiene alto, los flujos de entradas en renta variable se reanudan de manera duradera y el crecimiento de sus beneficios supera al de las grandes empresas, aseguran en el informe. Estas empresas pequeñas suelen ser más internacionales de lo que se podría esperar y también se benefician de la globalización y la mejora de los niveles de vida de los países emergentes.

“En este segmento del mercado bursátil, la selección de valores sigue siendo esencial. No obstante, en términos generales se podría concluir que algunos sectores parecen atractivos, sobre todo los de exploración petrolífera, comercio electrónico, tecnología médica y banca electrónica, donde muchas pequeñas empresas innovadoras con frecuencia disfrutan de una posición de líder o de outsider”, aseveran.

Subir
Empresas

Próximos eventos