Tags: Latam |

Estrategia de Fidelity para inversores que buscan rentas periódicas


Los inversores institucionales tienen dificultades para alcanzar sus objetivos de rentabilidad y rendimiento en un mercado caracterizado por una revalorización del capital volátil e incierta y unos tipos de interés bajos. En este sentido, las rentas podrían convertirse en un vector más importante de las rentabilidades totales en un momento en el que la deuda lastra las perspectivas de muchos países. Los resultados de una encuesta independiente a 52 grandes inversores institucionales indican que la mayoría ha experimentado un descenso de los rendimientos en los últimos años y que estas entidades están haciendo más hincapié en conseguir niveles de rentas sólidos en el futuro.

Según explica Fidelity Worldwide Invesment en un informe bajo el título ‘La edad de las rentas’, las bajas cotas en que se mueven los tipos de interés y los bonos están dando lugar a una búsqueda de rendimientos que obliga a los inversores a ir más allá de la deuda pública y a fijarse en activos con características de riesgo y rentabilidad más atractivas. “Lo que en el pasado podría haberse visto como un ascenso por el espectro tradicional del riesgo, se puede describir como una respuesta mesurada a los cambios en el panorama del riesgo y una disposición a considerar activos que ofrecen mayores rendimientos y presentan valoraciones más atractivas”.

En opinión de la entidad, los factores demográficos están estimulando la demanda de rentas en un momento en el que las fuentes tradicionales se están reduciendo. “El fuerte incremento de los jubilados y la mayor longevidad se traducen en más pensionistas que viven jubilaciones más largas y que necesitan más renta para mantener su nivel de vida. El entorno de mercado actual ofrece una oportunidad para acceder a rendimientos atractivos sin asumir necesariamente un riesgo mucho más alto en las carteras de renta fija, las carteras de acciones de calidad que pagan dividendos y las carteras de inmuebles comerciales”, afirman.

Estrategias enfocadas a la generación de rentas

En renta fija, Fidelity revela que los inversores se están alejando de los índices generales y buscan estrategias que demuestren una comprensión profunda de la naturaleza dinámica del riesgo absoluto y una capacidad para ofrecer rentabilidades totales más constantes en un entorno volátil. “Dentro de la tendencia de búsqueda de rendimientos atractivos en las carteras de renta fija, propugnamos dar prioridad al riesgo absoluto, al diseño de carteras flexibles y a los mejores emisores”, aseguran desde la gestora.

En renta variable, las rentabilidades por dividendo de las acciones son atractivas y están muy por encima de sus medias de los últimos 15 años. “A largo plazo, si los dividendos se reinvierten para aumentar el capital acumulado, la renta variable con reparto de dividendo es una estrategia de crecimiento estable para los inversores que no necesitan pagos en efectivo. El crecimiento potencial de los dividendos en términos reales también es atractivo como cobertura contra la inflación”, señalan. En este sentido, las rentabilidades totales mejoran incrementando las posiciones en valores con perfiles de crecimiento de los dividendos sólidos y sostenibles.

Estrategias alternativas

Pero no serían las únicas clases de activo por las que podrían apostar los inversores que necesitan rentas. “En las rentabilidades de los inmuebles comerciales predominan los flujos de renta a largo plazo y las condiciones actuales permiten a los inversores acceder a rendimientos muy por encima de las medias a largo plazo”. En este punto, los expertos de Fidelity consideran que confiar en una única clase de activo para conseguir rendimientos puede acarrear riesgos de concentración para el capital. “Un enfoque multiactivo dinámico, bien estructurado y consciente del riesgo aplicado a la consecución de rentas puede brindar una solución eficaz en el incierto entorno imperante”, señalan.

En un mundo con crecimientos y rendimientos bajos, el desafío al que se enfrentan los inversores es el de satisfacer sus necesidades de renta con un nivel de riesgo adecuado. “La diversificación ofrece una forma eficiente de conseguir ese objetivo de inversión de rendimientos estables y sostenibles dentro de un entorno de riesgo gestionado. Las carteras con paridad de riesgos están bien adaptadas al dinámico entorno de riesgo imperante, característica que ha despertado un gran interés entre los inversores institucionales”. Según Fidelity, el enfoque multiactivos con paridad de riesgos ofrece una solución atractiva que cuida el riesgo para el dilema fundamental al que se enfrentan los inversores de todo el mundo: conseguir un equilibrio razonable entre rendimiento y volatilidad.

Lo más leído

Próximos eventos