Estas van a ser las grandes tendencias sectoriales para 2016


Loomis Sayles (parte de Natixis Global AM) ha convocado a un nutrido grupo de expertos de su plantilla  para realizar como cada año un completísimo pronóstico de distintas clases de activo – ordenadas por sectores- de cara a 2016. A continuación, podrá consultar la visión de la firma sobre el sector bancario, el tecnológico, el automovilístico, el de medios de comunicación y el de alimentación. 

Banca estadounidense, mundial y activos bancarios

Varios son los expertos que participan en este apartado. La primera es Elizabeth Schroeder, analista de investigación crediticia sénior, que comenta la salud de la banca estadounidense: "La mayoría de los balances siguen siendo muy fuertes, con altos ratios de capital, liquidez y una cartera morosa y pérdidas crediticias históricamente bajas. La calidad de los préstamos al sector del petróleo y el gas está siendo observada de cerca, pero las exposiciones actualmente parecen demasiado pequeñas como para tener un impacto significativo en las estadísticas de la calidad de los activos”. Su punto de vista es que, en general, los bancos de EE. UU. siguen resistiendo bien el entorno de bajos tipos de interés y la mayoría de ellos deberían beneficiarse de la subida de los tipos de interés. 

Muy distinto es el entorno para la banca mundial, pues el analista financiero sénior Julian Wellesley detalla una serie de desafíos: “En Europa, el nuevo regulador de la zona euro está haciendo cumplir normas más estrictas de capital bancario. Y en gran parte de Asia, la banca hace frente al deterioro de la calidad crediticia debido a las repercusiones de la desaceleración económica de China”. “No creo que las perspectivas de la banca vayan a mejorar mucho hasta que la economía mundial comience a retomar un nuevo impulso en el 2016", concluye Wellesley. 

A continuación, varios representantes de Loomis Sayles opinan sobre distintos activos bancarios, empezando por los préstamos. “Algunos inversores consideran que los préstamos solo son útiles en un entorno de tipos al alza. 2015 demostró que son más que eso” observa Cheryl Stober, gerente de productos. Ésta indica que “el rendimiento de los préstamos, en particular los préstamos conservadores, realmente sobresalió frente a otras clases de activos de renta fija a pesar de las continuas demoras de la Reserva Federal en subir los tipos de interés”. Desde la gestora mantienen una postura positiva sobre esta clase de activo para el 2016, “ya que un calendario de vencimientos de préstamos bancarios limitado debe conducir a otra tasa de morosidad anual por debajo del promedio", concluye Stober.

También han registrado en 2015 un buen comportamiento para el crédito titulizado. Jennifer Thomas, analista especializada en activos titulizados, habla de “una isla de relativa estabilidad en un mercado volátil”. En Loomis Sayles esperan que perviva esta tendencia los factores que la han propiciado en 2016: aumento del consumo y de los precios de bienes raíces y emisiones limitadas. No obstante, Thomas detalla tres riesgos principales para el año que viene: “Potencial deterioro de las prácticas de suscripción, bienes raíces sobre todo comercial y préstamos de automóviles; el importe y el ritmo de endurecimiento de la Reserva Federal y cambios de liquidez de mercado impulsadas por la regulación bancaria". 

El último activo comentado son los MBS de agencias. Barath Sankaran, analista de activos titulizados, cree que esta clase de activo seguirá ofreciendo oportunidades. “Nuestra opinión es que el diferencial actual no compensa la posibilidad de rescate de los MBS de agencias: una gran parte de los prestatarios en circulación tiene antecedentes de crédito muy limpios, lo que significa que sus hipotecas se refinancian con mayor facilidad”, señala Sankaran. Su postura es que “la incertidumbre será un tema clave para el 2016; las perspectivas de las hipotecas y la postura de la Reserva Federal están sujetas a cambios. Nos resulta difícil ver que valga la pena dados los posibles riesgos".

Tecnología

Tony Ursillo, analista financiero sénior, detalla tres tendencias que cree que seguirán influyendo e afectando a la industria en 2016. La primera, la de consolidación, “con las mayores fusiones habidas hasta el momento en semiconductores y hardware”. La segunda, “la ruptura que supone la nube, que cuenta con proveedores de servicios a hiperescala y empresas de tecnología emergentes que cambian la demanda y patrones de compra de los productos de tecnología tradicional alojados en los propios equipos”. Finalmente, la tercera tiene que ver con el activismo: “Las empresas vulnerables que no se están beneficiando de las dos tendencias anteriores son el blanco de un creciente número de accionistas agresivos exigiendo un cambio”.

Paralelamente, Ursillo indica los tres grandes factores en los que va a centrar sus análisis en 2016. El primer va a consistir en “realizar inversiones que se aprovechen de las tendencias ligadas a la nube o que no vayan a ser barridas por su estela de destrucción (redes sociales, por ejemplo)”. En segundo lugar, evitará “la exposición a empresas que se hayan visto afectadas por las tecnologías rupturistas basadas en la nube”. Finalmente, el experto seguirá buscando “acciones que podrían beneficiarse del pago de otra entidad crediticia, con el fin de hacerse cargo única y completamente de una garantía o presiones de activistas tradicionales, como la mejora de los márgenes y mejores políticas de rendimiento del capital". 

Sector automovilístico

Steve Bocamazo, director asociado de investigación crediticia, señala las principales tendencias que ve de cara al año que viene. El experto se refiere principalmente a la demanda de nuevos modelos vehículo crossover (CUV, cross-over vehicle) ganando cuota de mercado, principalmente a expensas de los turismos pequeños y medianos”. Bocamazo ha identificado una tendencia similar entre los consumidores chinos por los vehículos CUV debido a cuatro motivos: “Mejor economía de combustible y manejo en comparación con los modelos ofrecidos anteriormente; precios de la gasolina inferiores; padres cuyos hijos se han independizado  y un creciente número de conductores que prefieren asientos que permiten dominar el área circundante, ofreciendo a los conductores una posición más elevada, dándoles una mejor visón de la carretera". 

Medios de comunicación

"Creo que el "streaming" de vídeo en línea se convertirá en un fenómeno clave que ayude a impulsar el futuro de la industria de las telecomunicaciones, el cable y los medios de comunicación” declara Janet Sung, analista de investigación crediticia sénior. Su pronóstico es que, en 2016, “la visualización de contenidos de vídeo en línea continuará proliferando, con el lanzamiento muy esperado del servicio de suscripción de vídeo de Apple TV viniendo a sumarse a los recientes lanzamientos del Sling de DISH, GO90 de Verizon, Watchable de Comcast, Now de HBO, y el crecimiento acelerado de Netflix y YouTube”.

En cambio, Sung prevé que siga cayendo el número de suscriptores de vídeo por cable. En este segmento cree que “los distribuidores de cable deberían ganar cada vez más cuota del mercado residencial de los operadores de telecomunicaciones y satélites, ya que su mayor calidad/mayor velocidad de conexión a Internet se convierte en fundamental para la descarga de vídeo”. “Es probable que las compañías de cable aumenten sus tarifas de servicios de banda ancha para compensar la disminución gradual de vídeo lineal", concluye.

La industria alimentaria del Reino Unido

"La industria alimentaria al por menor del Reino Unido está pasando por una transformación estructural. El cambio de preferencias de los consumidores y la sensibilidad a los precios han resultado en una polarización del mercado”, advierte Zahiye Yuksel, analista de investigación crediticia sénior. Se refiere concretamente a que los consumidores británicos “son cada vez más conscientes del coste y más consumidores están haciendo la compra de los productos básicos en establecimientos minoristas de descuento, los dos principales con su sede central en Alemania”. Sin embargo, el analista constata que, al mismo tiempo, “los consumidores siguen eligiendo supermercados orientados a una clientela de mayor poder adquisitivo, para los artículos de marca”.

La predicción de Yurksel para 2016 es que “la recuperación de la economía y la mejora de la confianza del consumidor puede disminuir el atractivo de los establecimientos minoristas de descuento, pero con el fin de seguir siendo competitivos, los supermercados generales, tendrán que ofrecer precios bajos de manera consistente, invertir en el servicio y la calidad y tener una buena actuación en los crecientes segmentos en línea y tiendas de conveniencia”. “Los que lo hagan deberían beneficiarse del apalancamiento operativo, mientras que los que no lo hagan es probable que den trompicones", concluye. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos