Tags: Latam |

¿Estados Unidos? Manténgase positivamente cauto


Con lo anterior se deja abierta la posibilidad de una nueva ronda de relajamiento cuantitativo, conocido como QE3, en la medida en que sea necesario y dependiendo de los datos macro que vayan saliendo de aquí a la reunión ampliada del 20-21 de septiembre.

Así, las bolsas han recuperado mucho de lo perdido en agosto, gracias a positivos catalizadores, mejores datos y consecuentemente, una mejora en el sentimiento de mercado. Por ejemplo, el índice de sorpresa económica de Citigroup en los EE.UU. hizo piso en junio y a partir de ese momento se ha recuperado de manera consistente, lo que en ocasiones anteriores ha anticipado considerables alzas del mercado.

Por tanto, debemos volver la atención a las valoraciones de la bolsa estadounidense, después de lo ocurrido el último mes. Actualmente el S&P 500 está transando aproximadamente a 12 veces las utilidades que registraría a fines de 2011, lo que indudablemente no deja de ser atractivo…

Si esta fue una corrección de la bolsa en una economía en expansión, quizás algo más lenta, pero con crecimiento al fin, entonces el múltiplo al que debería transar este índice es en torno a 14-15 veces. Lo que con estimado de utilidad de entre 95 y 100 dólares, nos habla de un S&P entre 1.400 y 1.500 puntos. Pero, por el contrario, si este es un mercado bajista, las utilidades de las compañías debieran caer entre 15 y 20%, yéndose a niveles de 80 dólares, lo que llevaría al índice algo más abajó de los 1.000 puntos.

Estos serían los dos escenarios posibles que, puestos en porcentajes, implican que desde los niveles actuales estaríamos hablando de un alza de 21% en el primer caso o una caída de 17% en el segundo.

Finalizando, creo que lo mejor sería mantenerse positivamente cauto, debido a que el escenario más probable sigue siendo el primero, una corrección en una economía en expansión, con lo cual existiría importante valor en las acciones estadounidense. A pesar de que tendremos que acostumbrarnos a ver una mayor volatilidad y un mercado muy sensible a los datos macroeconómicos que vayan apareciendo.

Lo más leído

Próximos eventos