¿Está funcionando el retorno absoluto durante la corrección del mercado de renta fija?


La corrección registrada por el mercado de renta fija desde finales del mes de abril ha hecho que el interés de los inversores por las estrategias de retorno absoluto sea hoy mayor que nunca. “Los clientes institucionales están siendo muy receptivos a soluciones que aporten cierta descorrelación a sus carteras, algo natural teniendo en cuenta el actual entorno de renta fija. El retorno absoluto no es una solución mágica, pero sí una solución interesante en términos de rentabilidad ajustada al riesgo”, aseguraba en una entrevista a Funds People Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM para Iberia. Sin embargo, el experto explica que, a la hora de seleccionar las estrategias, conviene ser muy cuidadoso puesto que existe una mayor dispersión en término de rentabilidades. “Son estrategias cuyo resultado depende más de la habilidad del gestor. La gestión del riesgo es especialmente importante cuando tu benchmark es la liquidez y no puedes abrazarte al índice”, afirma.

Analizando el comportamiento registrado desde el inicio de la corrección por algunas de las estrategias de renta fija global flexible que llevan la etiqueta de retorno absoluto y que centran su universo en el mercado de bonos con grado de inversión se aprecia claramente la dispersión de la que hablaba Evers, que llega a ser de hasta 200 puntos básicos entre el fondo más y menos rentable durante el mes y medio de corrección. Tomando como referencia datos de Morningstar Direct, hemos seleccionado siete estrategias de renta fija flexible con enfoque de retorno absoluto y que centran su universo en el mercado de deuda con grado de inversión, productos catalogados todos ellos dentro de la categoría long/short debt de Morningstar. El gráfico muestra cuál ha sido la evolución registrada por cada una de las estrategias desde el pasado 27 de abril, fecha en la que la rentabilidad del bono alemán a 10 años comenzó a repuntar desde niveles del 0,05% (actualmente el bund está en el 0,9% tras haber llegado a tocar el 1%).

De toda la muestra, el fondo que mejor comportamiento ha registrado en este periodo ha sido el Pioneer Funds Absolute Return Bond. El producto acumula una subida desde finales de abril del 1,44%. Según explica su gestor, Tanguy Le Saout, lo que más benefició a la estrategia fue el hecho de haberse posicionado a finales de abril cortos en el bund a 10 años, así como una estrategia de valor relativo entre la curva alemana y la americana (con posiciones cortas en renta fija en euros a 3 y 5 años y largos en renta fija a dólares a 3 y 5 años, lo que le ayudó por el tipo de cambio y el mejor comportamiento relativo del mercado estadounidense). Otra de las estrategias de valor relativo que beneficiaron al fondo fue la de estar largos en el bono japonés a 30 años y cortos en el bono alemán a 30 años.

El BNY Mellon Absolute Return Bond Fund fue, de los productos analizados, el segundo que registró un mejor comportamiento desde el 27 de abril, con una subida del 0,67%. Tres han sido las estrategias que más beneficiaron al fondo: la posición corta iniciada a principios de mayo en el bono alemán, estrategia de valor relativo entre Reino Unido y Estados Unidos (largos en renta fija británica y cortas en renta fija americana) y otra de valor relativo jugando la curva de Estados Unidos (cortos en los bonos del Tesoro a 10 años y largos en los bonos con vencimientos a 30 años). La tercera estrategia más rentable fue la del Julius Baer BF Absolute Return Bond, que consiguió un retorno del 0,49% gracias igualmente a tres estrategias: cortos en los tipos sobre el bono británico a 10 años, cortos en el bono alemán a lo largo de toda la curva y estrategias de valor relativo entre la curva americana y la canadiense.

Fuente: Morningstar Direct.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos