¿Es posible crear un gran proyecto de banca privada independiente?


El run-run del sector está ahí. Desde hace tiempo, se escucha la posibilidad de que distintas bancas privadas independientes se unan para crea un proyecto más fuerte. El mismo Jorge Sanz, consejero delegado de atl Capital, lo verbalizaba esta semana, quien a su vez reconocía que esto no ocurre por el ego y la falta de generosidad que hay en el sector.  

En este sentido, Funds People ha analizado el tamaño potencial que podría alcanzar este proyecto y los posibles actores de la operación. Para ello, vemos cuál es el tamaño del negocio independiente en España. Según el barómetro de la revista Funds People, en España hay en torno a 415.000 millones de euros en negocios que se reconocen como banca privada, de los que un 74% está concentrado en el negocio de banca privada de grupos bancarios españoles. De no incluirse a Renta 4 y Banca March (con ficha bancaria, pero con un perfil más independiente) en este grupo, este porcentaje se reduciría al 70%. En cualquier caso, la hegemonía de los grupos bancarios en el negocio del asesoramiento es indiscutible.

El resto del pastel, está distribuido en un 23% entre grupos cuyo accionariado pertenece al menos en un 50% a un grupo internacional, mayoritariamente de procedencia suiza y andorrana; y en un 2% en entidades independientes cuyos socios son puramente españoles. Esta cifra se encuentra en uno de los niveles más bajos de la historia del asesoramiento en España, debido al proceso de concentración bancaria y a la compra por parte de grupos internacionales de proyectos independientes españoles vivido en los últimos años.

De este grupo independiente, únicamente cuatro de ellas superan los 1.000 millones, cifra que el consenso del sector señala como patrimonio mínimo bajo gestión que una entidad debe tener para asumir la mayor burocracia e inversión en tecnología y que el negocio de banca privada sea rentable

Se trata de Tressis, Abante Asesores, atl Capital Gestión de Patrimonios y Alantra Wealth Management (esta última cerró la recompra de la participación de SYZ en el negocio de banca privada del grupo), cuyo patrimonio se situaba a junio de 2016 en los 3.500, 2.000, 1.300 y 1.150 millones, respectivamente. Se da la curiosidad de que, salvo Tressis, las otras tres entidades nacieron hace unos 15 años de la mano de antiguos directivos de AB Asesores, la firma independiente que marcó una época en los años noventa como referente del asesoramiento en España.

De fusionarse estos cuatro grupos, la entidad resultante atesoraría un patrimonio cercano a los 8.000 millones (un 2% de cuota) y se convertiría en la firma española independiente con más volumen, adelantando a Andbank, Popular Banca Privada y A&G Banca Privada, entre los casi 7.000 millones del último y los casi 8.000 millones del primero.

De unirse esta última a la operación, cuyo accionariado se reparte entre EFG International y ejecutivos del grupo, permitiría que esta hipotética entidad superase al negocio de banca privada de entidades como Banca March o Deutsche Bank, al reunir 15.000 millones.

Por delante solo tendría a Santander Private Banking España, CaixaBank Banca Privada, BBVA Banca Privada, Bankinter Banca Privada y Sabadell Urquijo Banca Privada, todas ellas por encima de los 25.000 euros.

Habrá que ver si finalmente se produce una operación de este tipo con estos u otros actores en España, pero de lo que no cabe duda es del desequilibrio en términos de tamaño que existe hoy entre los grupos bancarios y el mundo independiente después del proceso de concentración y compras vivido durante la crisis.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos