Tags: Latam |

¿Es momento de elevar el peso de las materias primas en la cartera? Fidelity cree que no


Las materias primas se han comportado mejor que las acciones desde comienzos de año. ¿Continuará esta tendencia? En Fidelity Worlwide Investment creen que no. “Esperamos que la economía estadounidense deje atrás la debilidad provocada por la meteorología y rebote en el segundo trimestre, beneficiando con ello a los mercados bursátiles de Estados Unidos y todo el mundo, mientras que la fortaleza de las materias primas, que ha sido inducida por la oferta, probablemente desaparezca”.

En opinión de Trevor Greetham, director de Asignación de Activos de la gestora, “el exceso de capacidad, la fortaleza del dólar y la ralentización del crecimiento chino son obstáculos estructurales para las materias primas; el oro sigue siendo nuestra mayor infraponderación”. No es la única infraponderación que mantienen en estos momentos en la entidad. En la gestora siguen siendo cautelosos sobre la deuda pública por la aumento del ritmo de reducción de los estímulos cuantitativos por parte de la Reserva Federal y por los bajos niveles que aún muestran los rendimientos.

Por el momento, el Reloj de la Inversión, que guía las asignaciones de activos de la gestora, está en la fase de 'Recuperación', que es positiva para la renta variable. “Mantenemos nuestra ya larga preferencia por las acciones sobre los bonos. Esperamos ver señales de fortaleza en el dólar estadounidense y una subida de los rendimientos de los bonos durante los próximos meses”. En este sentido, en la entidad siguen muy sobreponderados en renta variable estadounidense y esperan que el efecto de las reducciones de estímulos cuantitativos se vea compensado por una dinámica fiscal más favorable.

“Nuestra hoja de ruta del crecimiento ha dejado atrás sus máximos, debido fundamentalmente a la debilidad estadounidense, agravada por el episodio de mal tiempo. Sin embargo, esperamos que los datos económicos reboten entre abril y junio a medida que la cadena de suministro, gravemente alterada por los acontecimientos meteorológicos, vaya recuperando la normalidad y se atienda la demanda contenida”.

Las presiones inflacionistas son bajas a escala mundial y, de continuar la debilidad económica, en la entidad consideran que los bancos centrales del G4 no dudarán en aplicar más estímulos. En Fidelity Worldwide Investment ven con inquietud la desaceleración de China, aunque aprecian un paralelismo con la década de 1990, cuando la renta variable de los países desarrollados se tuvo que enfrentar a un aumento de la incertidumbre en los mercados emergentes.

Lo más leído

Próximos eventos