¿Es la hora de los convertibles? Andbank explica el activo y señala tres opciones de inversión


Andbank cree que 2015 puede ser el punto de inflexión en cuanto al comportamiento de la renta fija. Aunque el equipo de análisis de la entidad aún piensa que se puede conseguir algo de yield en el activo, son conscientes de que la rentabilidad tiende a reducirse, por lo que el binomio ganancias/potenciales pérdidas se convierte en una distribución asimétrica. “Más aún cuando en EE.UU. se esperan subidas de tipos (ejemplo tapering en 2013)”, añaden.

“En este contexto, y dado el momento del ciclo en el que nos encontramos, la renta variable podría ser el activo en el que refugiarse, pero su alta volatilidad no es apta para todos los públicos”, indican. Por esta razón, consideran que los activos híbridos tales como los fondos mixtos y los fondos convertibles, se configuran como el activo en el que estar y el paso lógico para muchos inversores que buscan participar en las subidas de los mercados de renta variable pero con menor riesgo, y sobre todo, limitando las pérdidas en las caídas.

En esta ocasión, el equipo de análisis dedica su último informe a la categoría de fondos de bonos convertibles en donde, la selección, no es una cuestión de ranking.

Sin perder de vista a la delta

La clave para analizar un fondo de estas características, puntualizan, es valorar cuál es la delta (sensibilidad a la renta variable) que se puede esperar de la cartera. Por tanto, a la hora de observar unos productos u otros deben hacerse dos preguntas: en qué bandas se encuentra cómodo el gestor y, para aquellos gestores menos activos, en qué niveles de delta se sitúa el índice de referencia.

Es muy importante tener lo anterior en cuenta ya que, según la entidad, “las carteras de convertibles con deltas significativamente diferentes no son directamente comparables”, siendo esta una característica tan importante como puede ser el foco geográfico de exposición.

Para valorar estos fondos, establecen varios niveles de exposición a mercado que les sirven como guía a la hora de valorar la bondad de los mismos. Estos niveles les dan pistas del asset allocation seguido, y a partir de ahí, establecer algunas referencias sobre que rango de fondos seleccionar en función de la situación esperada del ciclo

El posicionamiento de la delta

En este sentido, el equipo de análisis de Andbank se basa en tres escenarios para analizar el posicionamiento de la delta: "out of the money" (situación de la cartera promedio de los fondos en un mercado bajista de renta variable), "at the money" (situación de la cartera promedio de los fondos en un mercado neutral de renta variable -o de recuperación-) e "in the money" (situación poco habitual, riesgo de agotamiento del mercado).

En el primero se sitúan los fondos que explotan el componente de crédito tras los bonos, que tienen objetivo de altas rentabilidades por cupón y evitar impagos y en los que la opcionalidad es marginal. En el segundo escenario se pueden encontrar fondos que juegan la exposición de forma más activa, una zona de mayor gamma de las convertibles, por lo que la cartera se ajusta rápidamente. En el último y menos habitual, están fondos que tienden a parecerse más a la evolución de la renta variable, aunque con menor riesgo. Estos vehículos, en las primeras caídas suelen seguir bastante al equity y presentan un riesgo de mercado más elevado.

El trío de fondos convertibles elegido

De menos a más delta (menor a mayor volatilidad), los tres productos señalados por la firma andorrana como opciones para jugar en esta categoría de activos son el Salar Fund, el DWS Invest Convertible y el M&G Global Convertibles.

Salar Fund

De este fondo, señalan en primer lugar a su gestora, Ferox Capital, una boutique experta en la gestión de convertibles con un equipo de crédito destacado. Se trata de un producto, explican, en el que se trata de eliminar el riesgo de duración, con la posibilidad de hacer coberturas de tipos de interés; que tiene una cartera diversificada en más de 170 posiciones, donde rara vez un fondo pesa más del 3%; y cuyo nivel de liquidez puede alcanzar hasta el 15% para aprovechar oportunidades. Su delta oscila en un rango del 20% al 40%, determinan.

De cara a 2015, el equipo de Andbank recoge la apuesta del fondo de mantener duraciones cortas evitando el riesgo de crédito y fiar su retorno a la delta y sensibilidad a la renta variable (especialmente europea).

DWS Invest Convertible

Es un fondo cuya delta puede moverse en el rango de 30%-70%, si bien no es muy flexible, apuntan, manteniéndola en niveles del 50%. La cartera de este vehículo está formada por una horquilla de 80 a 130 valores, con especial en énfasis en la liquidez de las compañías, motivo por el que se centra en pequeñas y medianas compañías y deja de lado a las pequeñas, subraya. En este caso, según Andbank, el rating medio de la carteras es BBB+, y su duración media de cinco años. Por otro lado, sólo utiliza opciones plain vanilla (no incluyen CoCos ni reverse convertibles).

Tal y como señala el equipo de análisis, su estrategia se focaliza en la maximización de la rentabilidad/riesgo de los bonos incluidos en cartera. El 85% de la cartera está en bonos más líquidos y con pesos del 1/2%; y el 15% restante (parte satélite) en bonos con más yield y menos calidad crediticia, con pesos desde 0,5%/1%.

M&G Global Convertible

La tercera opción de Andbank es un fondo flexible en cuanto a la gestión de la delta (intervalo del 20-60%), situándose actualmente en el 48%. Es un producto con sesgo geográfico a Europa y con un peso importante en high yield y activos sin rating (70% de la cartera), donde predominan mid caps. De ahí la volatilidad del fondo, indican.

La visión para 2015 es positiva, recoge Andbank, con una apuesta por Europa aunque también espera que la parte de crédito y high yield funcionen bien. 

Productos
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos