Tags: Latam |

Entender tendencias en China para inversiones ganadoras (I parte)


Según el Banco Mundial, la población mayor de 40 años quiere consumir tres tipos de productos: salud, turismo y recreación, y rentar apartamentos (o casas). En este tipo de población disminuye el consumo de ropa, de aparatos eléctricos y de bienes que se consideran “lujos”. Esto es sumamente importante en China, pues aunque muchos estudios sobre población se han adelantado en años recientes, muy pocos se han traducido en oportunidades puntuales de inversión.
 
Dentro de 20 años la población China mayor a 65 años será similar a la población total de Estados Unidos, alrededor de 385 millones de personas. Ellos consumirán medicinas, principalmente, lo cual es una oportunidad para el sector farmacéutico chino, que a su vez puede ser un jugador interesantísimo a nivel global: es muy poco conocido, por ejemplo, que los estándares de ciertas medicinas, como las vacunas, es en China de los más altos a nivel mundial, lo que en el futuro empezará a ser dado a conocer en todo el planeta.
 
Pero también creará un alto gasto del gobierno, pues aunque China es un país rico, con un número de millonarios significativo, la población que hoy se encuentra por encima de 40 años no tuvo el acceso al boom chino. Aunque muchos tienen depósitos y han invertido en finca raíz, lo cierto es que el gobierno en 20 ó 30 años deberá empezar a gastar los ahorros para suplir las necesidades básicas de una población envejecida. Esa es la única posibilidad real, más con una población que no podrá producir al mismo ritmo de antes. Tiene, además, tiempo suficiente Estados Unidos para arreglar el problema de su deuda.
 
En China la población en edad de trabajar alcanzará su pico en 2015, según los estudios, para luego ir declinando. En la actualidad, la proporción de población entre 0 y 24 años, es decir los que estarán en la edad de más alta producción al cabo de 20 años, es el 31%, lo que muestra claramente el desbalance actual entre lo que hay que gastar y lo que se va a producir. Este, así se quiera, es un tema que no se corrige en el corto plazo: aumentar la población requiere de un proceso demográfico largo y complejo, por lo cual la brecha, se quiera o no, va a existir. Como China no tiene una política migratoria como la de Estados Unidos (un extranjero bajo ningún motivo puede obtener la nacionalidad china), la recomposición demográfica no vendrá dada por personas del extranjero, como existe en Norteamérica con el tema de los latinos.
 
Así, que hacia el futuro el que entienda qué necesita China será ampliamente ganador en el mundo de las inversiones. Como la premisa básica de un inversionista es el largo plazo, estas tendencias explicarán el retorno en los años futuros. Así que también si buscan algo que vender a China, ya se sabe qué es: salud o turismo…creo que lo segundo puede ser altamente relevante para América Latina.

Lo más leído

Próximos eventos