Enfoque cliente y asset allocation: la respuesta de las gestoras españolas al nuevo entorno


La industria española de fondos está cambiando a pasos agigantados. El entorno de bajos tipos de interés, las nuevas tecnologías fintech y la directiva MiFID II, que estará vigente a partir de 2018, están provocando en las gestoras locales dos transformaciones paralelas: de un lado, se está poniendo cada vez más al cliente en el centro del modelo de comercialización y, de otro, se están empujando productos activos de asset allocation, alejados de los modelos de fondos más clásicos, garantizados y conservadores.

Así lo pusieron de manifiesto los distintos ponentes que participaron en el IX Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, organizado por Deloitte, Inverco y APD. “A las gestoras se nos demanda estar más cerca del cliente, y cada vez lo estamos más. Estamos pasando de un modelo de negocio con el producto en el centro a un modelo con el cliente en el centro”, señala Juan Bernal, director general de CaixaBank Asset Management, una idea que ratifica Rocío Eguiraun, consejera delegada de Bankia Fondos: “Antes, el valor añadido de las gestoras estaba en ofrecer mucha gama de productos y activos. Ahora, sin embargo, nuestro valor añadido está en tener más diálogo con el cliente, conocer sus necesidades y darle el asesoramiento adecuado”.

En ese proceso evolutivo de las gestoras españolas, ha habido un gran salto entre 2016 y 2017. “En 2016 hubo crecimiento de productos de menor valor añadido, como rentabilidad objetivo y garantizados, y en 2017 el crecimiento está llegando de parte de productos de mayor valor añadido, con más gestión activa, más asesoramiento y más servicio en general”, compara Miguel Artola, director general de Bankinter Gestión de Activos. En este paso al frente, los fondos perfilados han marcado un antes y un después en la industria. “Nuestra gran responsabilidad ahora es el asset allocation y marcar el punto de entrada y de salida en mercado. Los perfilados han tenido un gran éxito y han sido la primera etapa del proceso”, defiende Eguiraun.

Un ejemplo de esta transformación es BBVA Asset Management. Según su consejero delegado, Luis Megías, el 50% del patrimonio de la gestora está concentrado en productos de asset allocation activo, y a la firma tan sólo le quedan 500 millones de euros en fondos garantizados que vencerán este mismo año sin ser renovados.

La única pega que, por el momento, reciben los fondos perfilados llega del lado de Imantia Capital y su consejero delegado, Gonzalo Rodríguez. A su juicio, “los perfilados son útiles por su función”, aunque reconoce que “me da miedo que, por precaución del comercializador, a muchos clientes se les meta en el perfil más conservador”, restándoles así potencial de maximizar sus ahorros y transfigurando en cierta medida su perfil de riesgo natural.

Un cliente español cada vez más europeizado

Desde el lado de la demanda, “se está produciendo una europeización de las carteras de los clientes españoles”, considera Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander Asset Management España, dejando a un lado progresivamente depósitos y cuentas bancarias y apostando más por fondos de inversión, planes de pensiones y seguros. De acuerdo a la estimación realizada por Juan Aznar, presidente y consejero delegado de Mutuactivos, de los aproximadamente 800.000 millones que hay hoy día en depósitos españoles, entre 200.000 y 300.000 millones podrían redirigirse a IIC en los próximos años.

No obstante, esta incorporación lenta pero constante del inversor español a las métricas de ahorro europeas tiene aún un gran déficit: la baja inversión en renta variable. “En la actualidad”, pone en contexto Lázaro, “la renta variable sólo equivale al 12% del total de asset mix español, y las acciones deberían tener más protagonismo en las carteras como activo central a largo plazo”, reclama.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos