¿En qué ahorran los españoles de cara a su jubilación?


Jubilarse sigue encabezando la lista de preocupaciones financieras de los españoles. Según la edición de 2015 de la encuesta BlackRock Global Investor Pulse, elaborada por BlackRock a escala mundial, los españoles que ahorran para su retiro ya suponen la mitad de la población activa (la otra mitad declaró ser demasiado joven para contemplar el ahorro para la jubilación). Es un incremento del 3% respecto al año anterior, pero sigue siendo inferior a la media europea (59%) y a la media global (65%). Paralelamente, algo menos de una cuarta parte de encuestados considera que el sistema de pensiones público será suficiente para afrontar sus 20 años de retiro estimado.

Las preguntas sobre instrumentos para ahorrar a largo plazo han arrojado una serie de conclusiones interesantes: el 70% de sondeados afirma entender cuánto deben ahorrar para jubilarse, pero uno de cada cuatro inversores declara “no saber dónde debería acudir para obtener asesoramiento financiero de cara a planificar su jubilación”. Curiosamente, el 57% de la muestra española afirmó estar segura de poder satisfacer sus necesidades de rentas de cara a la jubilación, una tasa un 14% superior a la media europea y un 5% a la media mundial.

Resalta asimismo la diferencia entre hombres y mujeres a la hora de ahorrar. Según la encuesta, un 43% de las mujeres participantes está ahorrando para la jubilación, frente al 58% de los hombres. La tasa del ahorro femenino es inferior a la media europea, del 54%, y global, del 61%. Se ha podido determinar asimismo que las mujeres y los jóvenes entre 25 y 34 años son los que menos diversifican sus ahorros fuera de activos líquidos: las mujeres lo hacen en un 70% y los jóvenes, en un 74%.

Esta falta de diversificación también se aprecia dentro de los activos líquidos: un 65% de las inversiones están en activos monetarios, frente al 58% del año pasado. Los sondeados reconocen que su posición de efectivo debería ser menor, siendo el 48% el porcentaje ideal. Un 40% declaró que el principal motivo para trasladar sus inversiones desde monetarios a otros productos de inversión sería la obtención de “unos ingresos considerables”, frente al 29% de la media europea que se pronunció en este sentido. “Nos ha vuelto a sorprender este año que a pesar de que los encuestados españoles afirman mantener más activos monetarios de los que deberían, no consiguen disminuir ese porcentaje”, comenta al respecto Aitor Jáuregui, responsable de desarrollo de negocio de BlackRock en España, Portugal y Andorra.

A partir de las preguntas del Global Investor Pulse se ha podido trazar el siguiente mapa sobre la asignación de activos en las carteras de los españoles: un 65% estaría en efectivo, el 11% en renta variable, el 10% en propiedades, el 3% en renta fija, un 2% en activos alternativos y el 8% restante en activos clasificados como “otros”. “El exceso de efectivo se puede explicar, entre otras razones, por la preocupación ante la posibilidad de perder dinero, opción señalada por un 24% de los encuestados”, explican desde BlackRock. Se ha detectado que, en la toma de decisiones sobre el ahorro o la inversión, un 52% de participantes entienden el “riesgo” como la posibilidad de perder parte de su dinero, mientras que el 43% lo ha definido como la pérdida total del mismo.

Sentimiento de los inversores españoles y prioridades

Los inversores españoles ocupan el tercer puesto por pesimismo (por detrás de franceses y japoneses) de los países donde se ha desarrollado la encuesta, pero se ha detectado una ligera mejoría respecto a 2015, al incrementarse la proporción de inversores positivos en un 1%, hasta el 39%. 

Las principales preocupaciones destacadas por los españoles cuando piensan en su futuro financiero han sido la situación económica del país (56%), la seguridad laboral (50%) y el alto coste de la vida (46%). A esto se debe sumar que casi la mitad de los encuestados (49% concretamente) declaró sentir que habían tomado la decisión correcta de inversión; se trata de un dato que ha descendido un 6% con respecto a la anterior edición de la encuesta. Esta afirmación viene con un matiz: la franja de inversores con edades comprendidas entre 25 y 34 años han destacado como los que se sienten más seguros sobre las decisiones de inversión que han tomado. La gestora también ha obtenido una fotografía sobre las prioridades financieras de los españoles: ahorrar (49%), disfrutar una cómoda jubilación (37%) y disponer de financiación para la educación de los hijos (31%).

España también ha sobresalido por un aspecto positivo: ha sido junto con Italia el país en el que más se recurre a asesores financieros, algo que han hecho un 27% de encuestados frente al 20% de la media europea... aunque este dato se puede explicar en buena medida por la amplia red de distribución bancaria que hay en España. Las otras fuentes de información señaladas como más relevantes para invertir a largo plazo son la familia y amigos (31%) y los asesores financieros profesionales (26%). 

Gracias a los resultados de la encuesta, en BlackRock aseveran que “el auge de la información y plataformas de asesoramiento digitales puede cambiar rápidamente la manera en la que la gente acceda a la información relativa a la inversión y cómo planean sus finanzas; de hecho, un 29% de los encuestados afirma usar Internet para acceder a fuentes de información para tomar decisiones de inversión y ahorrar a largo plazo”. Es igualmente destacable la acentuación de la tendencia entre inversores cuyo perfil puede coincidir entre los millenials por tener edades comprendidas entre 25 y 34 años: un 39% de los situados en esta franja de edad se dirigen al banco como primera fuente de información para tomar decisiones a largo plazo, seguido de su familia y amigos (38%) y de las fuentes online (36%).

La última parte de la encuesta BlackRock Investor Pulse se centra en los consejos sobre finanzas que les habría gustado a los inversores españoles recibir de sus padres. Los cinco más señalados han sido: evitar endeudarse (28%), ahorrar para las ‘vacas flacas’ (23%), ahorrar e invertir para la jubilación (22%), recurrir a un asesor financiero para tomar decisiones financieras importantes (20%) e interesarse más por el ahorro y por los productos de inversión (18%). En cambio, el secreto financiero que más ocultan los españoles a sus parejas es el préstamo de dinero a familiares y/o amigos (16%). “A pesar de mejorar los datos respecto a la jubilación, seguimos estando a la cola de los países europeos, y es por eso que la educación y el asesor financiero son piezas fundamentales que debemos de empezar a tener muy en cuenta”, concluye Aitor Jáuregui a modo de reflexión.

La encuesta pulsó la opinión de 1.024 inversores españoles entre los meses de julio y agosto de 2015. El sondeo BlackRock Global Investor Pulse es una de las mayores encuestas mundiales realizadas hasta la fecha, al haber entrevistado a 31.139 participantes de 20 países diferentes (Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España, Suecia, Reino Unido, Brasil, Chile, Colombia y México, China, Hong Kong, India, Japón, Singapur y Taiwán). 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos