Tags: Latam |

"En este estado de cosas y a tres meses vista, es conveniente una posición neutral en renta variable"


- ¿Cuál es la situación en la renta variable?

La mejora de datos económicos indica que los mercados de renta variable pueden subir a corto plazo, pero es difícil calcular el ritmo y dimensión de la retirada de relajación monetaria de la Reserva Federal. En cualquier caso es poco probable una rápida normalización o pronta retirada de exceso de liquidez.

- ¿Qué opina sobre los emergentes?

La salida de inversiones de mercados emergentes amenaza con transformarse en pérdida de confianza. Ya ha habido subidas de tipos en Brasil, intervención de divisas y control de capitales. De todas formas la próxima fase de recuperación puede estar impulsada por la inversión en EEUU y Europa. La economía de EEUU puede crecer al 3% la segunda mitad de 2013 y la eurozona parece estar saliendo de la recesión, mientras Japón avanza.

- ¿Qué recomienda a los inversionistas?

En este estado de cosas y a tres meses vista, es conveniente una posición neutral en renta variable –de valoraciones atractivas respecto a renta fija- y prevemos oportunidad de compra después de que la Reserva Federal inicie la retirada de relajación cuantitativa.

En nuestra cartera regional elevamos acciones de Europa de infra-ponderar a neutral y seguimos en títulos de EEUU. Sin embargo, mantenemos una posición neutral en renta variable japonesa, pues su momento económico está desacelerándose. Además vemos oportunidades en acciones de alta rentabilidad por dividendo.

- ¿Qué fondos están impulsando entre los clientes de Pictet de España y Latinoamérica?

Nuestro fondo, Pictet High Dividend Selection, está ofreciendo rentabilidad superior al índice mundial MSCI World. Por otro lado, nos gusta la inversión temática, fondos globales multisectoriales, que dan acceso a industrias que se beneficias de «megatendencias» (como envejecimiento de la población, cambios en hábitos de consumo en emergentes, lujo o agua, que mueve 600.000 millones de dólares al año).

Por su parte, la renta variable de mercados emergentes parece barata, a precio-beneficios de unas 9,7 veces. Pero es demasiado pronto para elevar esta exposición. Aun así, nos gusta el sector financiero de países en desarrollo, como Latinoamérica, donde hay mucho trabajo por hacer a medio plazo para bancarizar a la población. Sin embargo, hemos reducido exposición a deuda empresarial grado de inversión –sus diferenciales de rentabilidad está mínimos de tres años–, pero nos gusta la deuda de alta rentabilidad.

- ¿Cuáles son los últimos movimientos que han llevado a cabo en sus portafolios?

En Europa el crédito a pequeña y mediana empresa está restringido y 80% de la financiación se hace a través de bancos. Estas empresas se han saneado los últimos cinco años y gran parte de su negocio está fuera, con exposición a crecimiento de mercados emergentes. Muchas han perdido calificación crediticia debido a riesgo país y están pagando cupones muy rentables.

Por otra parte, a tres meses vista, infra-ponderamos deuda de mercados emergentes en moneda local, dadas las presiones bajistas sobre sus divisas en anticipación de aumento de tipos de interés en EEUU ante la estrategia de salida de la Reserva Federal, pero tras las caídas se ha abierto un punto de entrada. La reciente decisión de mantener el programa de compra de activos y mejora de la situación en Siria han dado un ligero impulso al activo. A medio plazo hay que tener en cuenta que el nivel de deuda soberana respecto a PIB de estos países es reducido, solvente, grado de inversión y de rentabilidad mucho mayor que la de EEUU o Europa.

 

Lo más leído

Próximos eventos