El valor oculto en el high yield europeo


En mayo, el mercado europeo de alto rendimiento registró una rentabilidad ligeramente negativa, dentro de un mercado volátil para todos los activos: acciones, divisas y tipos de interés. La volatilidad de los rendimientos fue la característica que predominó durante la primera quincena del mes, ya que los datos que se publicaron de Estados aumentaron la incertidumbre sobre el momento en que se producirá la primera subida de tipos de interés por parte de la Fed. No obstante, las actas de la reunión de abril del FOMC, que se publicaron en la tercera semana de mayo, dieron algunas pistas a los inversores. Y es que parece ser que la mayoría de los miembros quieren comprobar que la debilidad observada en el primer trimestre es transitoria antes de llevar a cabo dicha subida de los tipos. 
 
Durante la segunda mitad de mayo, los mercados se vieron influidos por el QE del Banco Central Europeo, que anunció que durante mayo y junio, la entidad aumentaría sus compras mensuales (de 60.000 millones de euros al mes) debido a la baja liquidez que suele haber en el mercado durante el verano. Un anuncio que fue muy bien recibido, haciendo que los rendimientos del bono alemán a 10 años se movieran del 0,65% al 0,49%. Por supuesto, tampoco hay que olvidar que la situación de Grecia continua añadiendo volatilidad. 
 
Pero dicha volatilidad y las rentabilidades inferiores que se registraron en mayo no significan que no haya oportunidades en el mercado de alto rendimiento europeo. Las políticas de los bancos centrales seguirán impulsando el sentimiento general y sin duda esto se reflejará en la evolución de las rentabilidades, tanto en los mercados de acciones como de bonos soberanos. Además, si EE.UU. confirma que la desaceleración del primer trimestre era temporal, el entorno macroeconómico mejorará y esto se traducirá en una mayor fortaleza de las compañías o en un incremento de las fusiones y adquisiciones, lo que debería ser positivo para las valoraciones de la deuda de alto rendimiento. Y aunque es verdad que el mercado de high yield no está demasiado barato, las primas de riesgo se mantendrán apoyadas por la mejora en la zona euro. Las empresas podrán continuar refinanciando sus vencimientos en niveles históricamente atractivos.
 
La decisión sobre las tipos de interés tampoco debe ser vista de forma negativa. Esto es parte de un proceso de normalización, aunque sin duda hará que se produzcan algunos picos de volatilidad. Los inversores deben estar preparados para vivir en un ambiente diferente a la que estaban acostumbrados en los últimos años. Además, los bonos de alto rendimiento a corto plazo están bien posicionados para ser prácticamente inmune a los grandes movimientos de los tipos, que deberían afectar más al segmento de  5-10 años de la curva. A esto hay que añadir que el mercado está bastante equilibrado. Y dado que no hay una recesión a la vista, las posibilidades de que se produzca una corrección importante son bastante limitadas. Por lo tanto, esperamos que los ingresos (el cupón recibido de los bonos) sea el principal motor de la rentabilidad en el segundo semestre de 2015.
 
En cualquier caso, y aunque las perspectivas sean positivas, no conviene olvidar que en cualquier inversión es clave realizar una buena selección y diversificar la cartera. Una de las opciones es hacerlo a través de fondos de inversión, como Petercam L Bonds EUR High Yield Short Term, un fondo que invierte en deuda de alto rendimiento, sin restricciones sectoriales ni geográficas, con un vencimiento residual inferior a cuatro años en el momento de su adquisición. Es un fondo que tiene una volatilidad muy baja, con un sesgo defensivo, que trata de preservar el capital, y que puede presumir de no haber registrado ningún impago en su cartera desde que fue lanzado en 2010.  Si lo que se pretende es aprovechar las oportunidades en bonos más largos está el Petercam L Bonds EUR Corporate High Yield. Fondo que invierte en papel global de alto rendimiento en Euros con una duración modificada de 4,27%, YTW 3,7%. O todas las divisas en High Yield incluyendo emergentes en el Petercam L Bonds Higher Yield, fondo que está recibiendo muchos premios este año. 
 
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos