Tags: Latam |

“El S&P 500 debería seguir avanzando con una inclinación superior a 45 grados durante muchos años”


“Las Bolsas de Estados Unidos y Europa mantienen un aspecto que técnicamente se define como alcista y que deberían seguir ascendiendo durante los próximos 3-5 años, aunque el ritmo de ascenso probablemente se modere en líneas generales. Sin embargo, en 2014 se debería ver una pausa en las alzas, ya que el mercado debe digerir las subidas de tipos y las revisiones de las valoraciones”. Así lo asegura Jeff Hochman, director de Análisis Técnico y miembro del grupo de Asignación de Activos de Fidelity Worldwide Investment, quien considera que la tendencia alcista a largo plazo en la renta variable probablemente se modere este año y el siguiente.

Según explica el experto en un informe, las Bolsas de Estados Unidos y Europa siguen dentro de las tendencias alcistas primarias que arrancaron en los mínimos de marzo de 2009. “No obstante, tras más de cuatro años de recuperación, podríamos entrar en un rango de cotización amplio que comenzaría en el cuarto trimestre y duraría todo 2014 para dar paso a una continuación de la tendencia alcista a largo plazo en 2015. A partir de entonces, la renta variable mundial continuaría con su racha alcista a largo plazo y batiría a los bonos en un plazo de 3-5 años a medida que la prima de riesgo de las acciones vaya descendiendo y las valoraciones relativas se normalicen”.

A corto plazo, Hochman señala que la reacción inicial del mercado de bonos a las próximas medidas de retirada de estímulos de la Reserva Federal será determinante para definir el tono en el futuro. Si adoptamos una perspectiva a más largo plazo, el S&P 500, por ejemplo, debería seguir avanzando con una inclinación superior a 45 grados durante muchos años, como ha ocurrido desde la década de 1920. “Conviene señalar que por rentabilidad total, las Bolsas de Estados Unidos y el Reino Unido están en máximos históricos. Sin embargo, existen algunos riesgos importantes a tener en cuenta.

“Si bien estoy razonablemente convencido de que las perspectivas a 3-5 años son buenas, como siempre, también pueden ir surgiendo riesgos importantes, tales como: 1) una subida más rápida de lo previsto en los tipos a corto y largo plazo; 2) la posibilidad de que el crecimiento de los beneficios se estanque y no alcance las tasas de dos dígitos que se prevén, con lo que habría que revisar de nuevo las valoraciones; 3) una subida considerable e inesperada de la inflación debido a la ingente masa de dinero que siguen creando los bancos centrales”, explica.

Entre los mercados bursátiles, Hochman revela que Estados Unidos sigue destacando de forma positiva. “Dentro de las bolsas mundiales, Estados Unidos sigue destacando; así, la recuperación de este mercado continúa y la amplitud del mercado sigue haciendo que muchos valores participen de dicha recuperación. De hecho, desde un punto de vista técnico los valores de pequeña y mediana capitalización son los que destacan realmente tanto en Estados Unidos como en Europa, y esto suele ser una buena señal en el plano de la economía real”, indica. 

Para el experto, un aspecto importante es que, aunque los mercados emergentes han dado muestras de fragilidad durante los últimos meses, existen razones para ser optimistas a largo plazo y parece razonable pensar que la corrección actual está creando buenas oportunidades de compra con una óptica selectiva.

Lo más leído

Próximos eventos