Tags: Latam |

El Riesgo Pensión: Un enfoque de Liability Driven Investment


Actualmente, uno de los objetivos de inversión de los fondos de pensiones consiste en maximizar los rendimientos esperados de los trabajadores, minimizando el riesgo de cada tipo de fondo (para los países que cuentan con Multifondos). Usualmente, el desempeño de las inversiones de los fondos suele evaluarse considerando espacios de tiempo muy cortos, cuando en realidad, lo que se debe considerar es la suma de todos los efectos ocurridos a largo plazo (suma de pérdidas y ganancias de valor generados a lo largo de la vida laboral y de cotización de los individuos). La volatilidad es un tema que depende exclusivamente del comportamiento de los mercados financieros, por lo que no existe certeza del comportamiento de los rendimientos derivados de las inversiones de los fondos de pensiones (por ello, los rendimientos que se generen en un tiempo determinado no necesariamente garantizan los rendimientos en otro periodo). 

Puesto que uno de los objetivos primordiales de los sistemas de pensiones es que los trabajadores reciban una pensión adecuada para financiar su vejez, y el principal indicador para medir esta situación es la Tasa de Reemplazo (TR), se propone vincular el tema de las inversiones hacia un objetivo de incremento de la TR de los trabajadores. Es decir, la estrategia de inversiones que se debe seguir debe tener como objetivo último la pensión de los trabajadores, desde el punto de vista de la TR. 

Un esquema de Contribuciones Definidas (CD) sin un claro objetivo tiene incentivos a desviar las estrategias de maximización hacia otros aspectos como el resultado de los balances financieros anuales o una gestión menos eficiente del riesgo que maximice objetivos de menor plazo (los cuales pueden ser positivos en situaciones de coyuntura o con fines mediáticos). Debido a la naturaleza dinámica de los sistemas de pensiones, el proceso de maximización de un objetivo de TR para los trabajadores debe implicar la gestión activa de corto plazo pero siempre enfocada en garantizar el cumplimiento de objetivos de largo plazo. 

Contar con un objetivo de TR permite determinar además el desempeño de la forma en que el sistema invertirá los recursos de los trabajadores, determinando los niveles de riesgo de las posiciones de inversión. 

Se debe reflexionar sobre un cambio de paradigma con el que se toman las decisiones de gestión del sistema de pensiones, el cual debería transitar a una visión de maximizar la TR de los trabajadores afiliados. Este planteamiento busca que se alineen las acciones de los tomadores de decisión para incrementar el monto de pensión final de los trabajadores y no subordinarlo a maximizar el rendimiento de los activos administrados del sector. 

Se propone una perspectiva de maximización de la TR por medio de una estrategia de Liability Driven Investment (LDI), lo que permite diferenciar a un fondo de pensiones de los fondos de inversión común. Este enfoque permite: 

(i) Fijar objetivos de largo plazo a la gestión de inversiones (objetivo explícito: maximizar la pensión). 

(ii) Alinear la estrategia de inversión (vincular el portafolio con las características de los afiliados; ampliar la exposición de riesgo, en particular para jóvenes, para aumentar el potencial de rendimiento; expandir el conjunto de oportunidades a través de internalizar los portafolios); 

(iii) Dotar a las Administradoras de identidad como fondos de pensiones (las administradoras no son fondos mutuos o hedge funds, son fondos de pensiones). 

(iv) Elegir estrategias de gestión de activos que tomen en cuenta el proceso y periodo de desacumulación de activos, lo cual lleva necesariamente a la adopción de una estrategia (LDI); 

(v) Elegir estrategias de inversión que sean consistentes con el Ciclo de Vida del trabajador, en el cual el ahorro de los trabajadores jóvenes tiene un gran potencial de largo plazo. 

Los trabajadores jóvenes poseen un potencial de contribución futuro, mientras que su participación en el sistema, vista a través de sus ahorros acumulados, es baja. Su perfil de largo plazo les permite poseer inversiones con una mayor exposición de riesgo a cambio de un rendimiento de largo plazo alto. Los trabajadores de edades medias en el sistema deben balancear su relación de riesgo/rendimiento (éste es el grupo que tiene mayor sensibilidad a los cambios de precios de activos y pasivos). Para los trabajadores que se encuentran cerca del momento de la jubilación se establecen esquemas de cobertura, donde se sacrifican las oportunidades de mercado pero se garantiza una senda estable que permita la liquidación y salida de recursos para la formación de una pensión. 

Transición del Riesgo en el Ciclo de Vida 

El punto sensible de esta forma de administrar los recursos es la creación de una senda eficiente de la relación riesgo/rendimiento que no genere variaciones abruptas de la exposición, las cuales pueden incrementar la probabilidad de tomar posiciones de riesgo en momentos inadecuados. Por ello, la propuesta es desarrollar una estrategia de inversión que utilice una trayectoria suave del nivel de exposición del riesgo, la cual es consistente con estructuras de fondos como los Target Date Funds (TDF), los cuales permiten ajustar de forma progresiva y suave la exposición de cartera. La adopción de esquemas de TDF es reconocida a nivel mundial como una mejor práctica para mitigar la volatilidad de las tasas de reemplazo. Los TDF conllevan una menor probabilidad de disminuir el riesgo del afiliado en un momento inadecuado y por lo tanto reduce la probabilidad de cambios abruptos en el valor de los fondos en los años cercanos al retiro (volatilidad de tasa de reemplazo). 

En un ejercicio realizado con Towers Watson se ejemplifica el impacto de implementar una estrategia de suavización de la curva de riesgo para el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) en México. Los resultados muestran que las posibilidades de mejora en la TR son positivas, pero dependen en gran medida de la flexibilidad de los gestores del portafolio de poder asignar mayores porcentajes de inversión en instrumentos de Renta Variable. Sin lugar a dudas la flexibilización del régimen de inversión en Renta Variable y en Valores Extranjeros permitirá potencializar esta estructura de inversión, mientras que se gana en diversificación, lo cual es deseable para gestionar el riesgo. 

Caso de México: Suavizando la trayectoria e impacto en la TR 

 

Lo más leído

Próximos eventos