El retorno absoluto y la descorrelación: dos conceptos no correlacionados para Jaume Puig


Aunque a GVC Gaesco se le ha considerado históricamente como una casa de renta variable, lo cierto es que el tiempo y la experiencia la ha colocado también como un especialista de otro activo: el retorno absoluto. Una estrategia que comienza a gestionar el equipo de la gestora liderado por Jaume Puig en 1998, año en el que empiezan a buscar y detectar ineficiencias del mercado que, posteriormente, son validadas por un equipo de investigación externo de la Facultad de Física de la Universidad de Barcelona.

No obstante, el trabajo no se queda en identificar esa ineficiencia. Se trata también de demostrar que se puede aprovechar en materia de inversión. Una labor que les puede llevar un año y medio, indica Puig. “Tienes que mezclarla con el resto de estrategias y demostrar que puede mejorar y/o optimizar la relación entre la rentabilidad y el riesgo del conjunto”, contextualiza.

Una vez testadas en un plazo temporal suficientemente amplio, y confirmado el hecho que pueden mantenerse en el tiempo aportando valor al conjunto, se van introduciendo en un fondo, GVC Gaesco Retorno Absoluto, que actualmente cuenta con 18 estrategias relacionadas con ineficiencias del mercado generadas por el comportamiento de los inversores, empresarios o consumidores, por ejemplo.

En realidad podrían ser 19, pero en 2007 encontraron una estrategia/ineficiencia “muy potente” que en vez de mezclarla con el resto, indica, prefirieron mantenerla al margen y montar un vehículo propio para ella. Se trata del fondo GVC Gaesco Patrimonialista, un vehículo en el que se profundiza acerca de la capacidad predictiva que tiene la volatilidad medida por la ratio de Sharpe. En función de la información que desgranan, toman las correspondientes decisiones de inversión.

En la actualidad, continúan buscando ineficiencias para su vehículo de retorno absoluto, concretamente relacionadas con el comportamiento de los inversores institucionales. 

Una forma distinta de abordar el retorno absoluto

La forma de abordar el retorno absoluto que tienen en los vehículos de GVC Gaesco Gestión, los cuales suman cerca de 160 millones de euros de patrimonio, difiere mucho de la de otras casas, centradas principalmente en el concepto de la descorrelación, tal y como apunta Puig.

No optimizar para descorrelacionar es uno de los puntos diferenciales del equipo Puig a cargo de sus dos fondos de retorno absoluto, el GVC Gaesco Retorno Absoluto y el GVC Gaesco Patrimonialista. “Me interesa que haya correlación cuando debe haberla y cuando no, no”, afirma. Asimismo, añade que para él, “en el retorno absoluto no se trata de descorrelacionar, sino que en entornos muy desfavorables de mercado se debe procurar minimizar pérdidas y obtener una atractiva rentabilidad en un contexto de mercados alcista. Si vas en busca de la descorrelación, obtienes menos rentabilidad”.

Este es uno de los tres puntos fuertes de su gestión, además de no utilizar el presupuesto de riesgo, “si una estrategia no encuentra ineficiencia, prefiero estar en el mercado monetario”; y no optimizar en otra divisa que no sea el euro ya que "no es lo mismo hacerlo en una u otra, la mezcla de estrategias debe ser distinta", asevera.

Su otro savoire-faire, el turismo global

A parte de las gamas de retorno absoluto y de renta variable, Puig llevaba tiempo con ganas de crear un fondo sobre el turismo global. Un capricho hecho realidad en febrero de 2014 por medio del GVC Gaesco 300 Places Worldwide, un vehículo en el que además de aplicar los tres puntos básicos del proceso de selección de compañías del resto de fondos de renta variable de la casa (que sea una compañía nicho, que su gerencia tenga una visión de largo plazo y que tenga una buena valoración por fundamentales), consideran un cuarto punto.

De las 1.400 empresas dedicadas en el mundo al turismo global, seleccionan entre aquellas que tengan una presencia clara en los 300 destinos internacionales más destacados. “Aunque estos 300 sitios vayan cambiando a lo largo de los años, sustancialmente muchos de ellos van a seguir estando ahí. Por ello, es fundamental que las compañías de turismo que analicemos tengan una presencia en estos 300 lugares más visitados por los turistas”.

Este tipo de turismo, puntualiza, “es muy resistente a los ciclos económicos ya que no depende de que a un país le vaya bien o mal, unos países se compensan con otros; desde el punto de vista de la demanda, es una necesidad, que no un lujo; y desde el punto de vista de la oferta, ésta es muy limitada”. En este sentido, invierten en compañías que dan servicio a los turistas globales como puede ser las aerolíneas, compañías de alquiler de coches, cadenas hoteleras, de cruceros, aeropuertos cotizados como el de Venecia, autopistas, compañías de maletas o tarjetas de crédito como Visa, entre otras.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos