Tags: Pensiones | Europa | Negocio |

El ranking de los 20 fondos de pensiones más grandes de Europa...


El patrimonio de los fondos de pensiones europeos creció un 10,8% el año pasado hasta alcanzar los 6,16 billones de euros. Según la edición de 2015 del informe Top 1000 que elabora anualmente la publicación Investment & Pensions Europe (IPE) con datos recabados por S&P Capital IQ MMD sobre los 750 fondos de pensiones más importantes de Europa continental y los 250 más grandes del Reino Unido, el fondo de pensiones del Gobierno noruego continúa siendo, de lejos, el mayor inversor institucional de la región con más de 810.000 millones de euros en activos, lo que representa el 13,2% del total gestionado por los fondos de pensiones europeos.

De hecho, los países escandinavos tienen una representación destacada en el ranking de los 20 fondos de pensiones más grandes de Europa, ya que casi la mitad (9) corresponden a países nórdicos: en conjunto, Noruega (2), Dinamarca (3), Suecia (2) y Finlandia (2) concentran más del 56% del patrimonio gestionado por el ‘top 20’, un total de 1,28 billones de euros que equivale a un quinto de todo el patrimonio europeo en pensiones.

En segundo lugar destaca Holanda, un país con menos de 17 millones de habitantes que sin embargo cuenta con cinco fondos de pensiones entre los veinte más grandes de Europa y un patrimonio conjunto de más de 677.500 millones de euros. No obstante, el sistema de pensiones holandés se encuentra en pleno proceso de revisión con el objetivo de hacerlo más justo y garantizar su sostenibilidad a largo plazo, lo que a corto plazo podría tener un efecto negativo sobre la financiación del sistema.

Con respecto al Reino Unido, que cuenta con tres fondos de pensiones entre los veinte primeros, IPE señala que “si 2014 fue el año del cambio para el sector británico de las pensiones, 2015 está siendo el de la implementación”, en referencia a la liberalización del mercado de planes de contribución definida y la limitación de comisiones aplicadas por los fondos de inversión, dos medidas que entraron en vigor antes de las elecciones generales del pasado mes de mayo. El nuevo gobierno se está planteando medidas que permitan un mayor ahorro de costes por parte de los planes de pensiones de los gobiernos locales (LGPS) y podría revisar también la fiscalidad de las pensiones.

El caso español

Por último, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social española destaca como el único de entre los veinte más grandes que ha perdido patrimonio con respecto a 2014, una tendencia preocupante porque, como señala IPE, “el Gobierno español continúa recurriendo al Fondo de Reserva para cubrir el pago de las pensiones”, lo que ha provocado que el patrimonio pase “de 67.000 millones de euros en 2011 a los 41.000 actuales, y se prevén más salidas de capital este año”.

El informe se muestra muy crítico con la reforma fiscal aprobada a finales del año pasado que “no incluye medidas para fomentar el ahorro a largo plazo por parte de los trabajadores –de hecho, la reducción del máximo exento en las aportaciones a planes de pensiones penaliza a los ahorradores– y no incentiva a las empresas para que establezcan planes de pensiones de empleo, lo que genera dudas sobre la adecuación de los futuros beneficios y amenaza la sostenibilidad del sistema”.

Fuente: IPE's Top 1000 Pension Fund 2015 survey.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos