El proceso de inversión Guinness y su propuesta de valor para el mercado español


Si se habla de Guinness, probablemente lo primero que venga a la cabeza del español medio sea esa popular marca de cerveza irlandesa o su patrocinio sobre un sin fin de récords mundiales, o incluso el apellido de aquel actor que interpretó a Obi-Wan Kenobi en la primera de todas las películas de la saga Star Wars. Ahora bien, ¿qué tal sería asociar también este apellido a una firma de inversión? La boutique inglesa Guinness Asset Management acaba de registrar un vehículo en España con algo más que un apellido como carta de presentación. 

La firma, fundada en 2003 por Tim Guinness, dispone de 561 millones de dólares en patrimonio, es 100% independiente y está especializada en la inversión en renta variable con sesgo growth. Sus carteras son concentradas y de alta convicción, con una baja rotación de activos y sin ataduras a ningún índice. La firma distribuye sus productos en Europa a través de un vehículo OEIC registrado en Irlanda y en EE.UU. a través de su compañía hermana, Guinness Atkinson AM. La firma había gestionado en el pasado estrategias para Investec. 

Un proceso detallado

El método de Guinness AM descansa en la combinación de una selección estratégica por sectores con un proceso de análisis fundamental para identificar las oportunidades a nivel valor de forma independiente, eficiente y con alta convicción. “Creemos que los gestores deberían tener una convicción elevada sobre los valores en su cartera (…) Hemos descubierto que este acercamiento proporciona un excelente equilibrio entre los beneficios de la diversificación y el riesgo de diluir los retornos de la inversión”, explican desde la firma. Sus creencias también descansan en dos principios: las mejores oportunidades para generar rentabilidad para los clientes vienen de la tarea de “identificar las clases de activo correctas y los nichos de crecimiento en los que invertir”, así como de “seleccionar especialistas en fondos que inviertan en aquellas áreas con convicción y disciplina”. 

El proceso de inversión Guinness descansa sobre cuatro pilares: la identificación de anomalías de mercado y oportunidades value, el control del impacto de las emociones sobre las decisiones que afectan a la cartera, la priorización del análisis fundamental y su rigurosa aplicación a la selección de valores y la creación de carteras sencillas capaces de generar retornos superiores en el largo plazo. 

La selección cuantitativa se centra a su vez en otros cuatro vectores que van a determinar el punto de entrada y el momento de vender una acción: calidad, valor, previsión de beneficios y momento. “El proceso no tiene sesgos, es repetible y escalable. Al estrechar la lista de candidatos a compras o ventas, nos centramos en los esfuerzos para un análisis detallado sobre el valor donde esté más garantizado”, explican desde la firma. Amén de estos filtros, ciertos fondos de la gama cuentan con criterios adicionales y específicos para facilitar la selección de valores. 
A diferencia de otras gestoras de fondos, que asignan una gran importancia a las reuniones con equipos directivos, si bien en Guinness AM incorporan esta faceta a su proceso de análisis declaran que no es la parte más importante del mismo, pues su análisis es esencialmente cuantitativo. 

La gama de producto de Guinness AM se centra en tres campos: renta variable con generación de rentas, renta variable con sesgo growth y fondos nicho, que a su vez están especializados en tres áreas (China, valores del sector financiero y energía). La firma está celebrando actualmente el quinto aniversario de su fondo income, el Guinness Global Equity Income Fund. Este producto ha destacado por la consistencia de sus retornos, siendo capaz de batir a su índice de referencia y de presentar un rendimiento superior a la media de competidores de su categoría durante los tres últimos años. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos