El primer ranking de asesores financieros


Tradicionalmente, en España los inversores de a pie hemos sido claramente perjudicados por la escasa oferta de servicios financieros así como por un claro interés por parte de las entidades bancarias de colocarnos ciertos productos.

Existe un mundo de distancia en este campo de las inversiones respecto a la cultura  anglosajona, en la que un alto porcentaje de la población invierte bajo los consejos de su propio asesor. De este modo, se establece una relación de confianza entre cliente-asesor, similar a la que podríamos tener con nuestro médico de cabecera y con el objetivo de mejorar “la salud financiera del cliente”.  

Es destacable señalar la cantidad de tiempo que tardamos en decidir la compra del nuevo iPhone o el pago de la matrícula del gimnasio. Sin embargo, otras decisiones mucho más relevantes las solemos dejar más de lado ¿Nos hemos planteado que será de nuestra jubilación y cuanto cobraremos de la seguridad social? ¿O cómo podemos invertir ese dinero ahorrado que tanto nos ha costado conseguir?

La respuesta a esas preguntas no es sencilla y por ello siempre es recomendable trabajar con un buen asesor financiero. Este profesional de las finanzas te guiará en tus inversiones a lo largo de tu vida, estableciendo un plan adaptado a cada persona. Así elementos como la jubilación, la decisión de comprar una casa o planificar como pagar la universidad de los hijos dejarán de ser tan pesados y serán tratados de forma profesional.

Tenemos más de 10.000 fondos de inversión en España, más de 50 bancos, más de 200 planes de pensiones, y lidiar con todo ello sin ser un profesional puede ser harto complejo.

El asesor financiero aún será mejor para nosotros si es independiente. Esto es, no casarse con ninguna entidad o producto. Las decisiones de inversión serán tomadas en función de las necesidades del usuario y no deben estar influenciadas por terceras partes de ninguna manera. La cultura de acudir a la sucursal más próxima sin tener en cuenta la variedad de productos ofrecidos o los intereses de la propia firma está llegando a su fin.

La demanda de este tipo de profesionales está aumentando en España de forma exponencial en los últimos años. De hecho, se ha multiplicado por 5 el número de asesores desde el 2005. Una forma de acceder a diferentes asesores españoles es a través de la web “asesora” (http://www.asesora.com). En esta página podemos solicitar a un asesor un análisis de  nuestro patrimonio de forma gratuita.

Existe la posibilidad de elegir el profesional que más nos interese, en función de donde desarrolle su actividad, de la cantidad de dinero que gestiona etc.

Asesora permite valorar a los asesores que están incluidos en la plataforma y además, para aquellos inversores particulares más inquietos, ofrecen también un servicio de dudas financieras donde poder formular nuestras cuestiones. Los asesores van contestando en un margen de tiempo más que aceptable.

Consideramos que merecía la pena compartir y dar a conocer esta iniciativa, puesto que facilita el desarrollo de los asesores independientes y facilita a los inversores finales la labor de encontrar y elegir un asesor.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos