Tags: Negocio |

El patrimonio distribuido en IIC extranjeras se acelera en 2015: crece un 20,8% en el primer trimestre


El crecimiento del volumen de activos distribuido en Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) extranjeras en España se acelera. Durante el primer trimestre del año, el patrimonio en IIC internacionales distribuido por entidades españoles creció un 20,8%, hasta 95.300 millones de euros, según datos del último boletín trimestral de la CNMV. Es importante tener en cuenta que los datos de la CNMV no incluyen el volumen en ETF ni mandatos institucionales. Añadiendo esa partida, la cifra total estaría en torno a los 130.000 millones, según datos del barómetro de Funds People. Las cifras revelan que en solo doce meses el patrimonio invertido en España en productos de gestoras internacionales ha aumentado en 34.400 millones de euros, un 56%.

De los 350.000 millones de euros invertidos en fondos y sociedades de inversión comercializados en España, el 27,2% está en productos internacionales, cuatro puntos más que hace un año. Esto pone de manifiesto que las entidades extranjeras han ido haciéndose hueco en España de una manera muy clara, teniendo en cuenta que en 2008, antes del estallido de la crisis, el sector tenía una cuota de mercado del 8%. En otros países europeos, la ruptura de la barrera del 20% por parte de los fondos y sicav internacionales que se distribuyen en diferentes redes supuso una aceleración del crecimiento de estos productos, con cifras que en algunos países se acercan al 40% del patrimonio total en fondos y sicav.

De acuerdo con los datos del supervisor, el incremento del patrimonio de las IIC extranjeras en España estuvo originado por el aumento del volumen tanto en los vehículos que tienen el formato de fondo como en los que tienen forma de sociedades de inversión (sicav). El patrimonio de los fondos experimentó un incremento del 18,1% en el trimestre (en el último año ha sido del 44%), hasta los 13.200 millones de euros, y el de las sicav fue de un 21,2% (58,8% en los últimos doce meses), hasta los 81.100 millones. La buena marcha de la industria de gestión activos en España está haciendo que España esté siendo visto desde el extranjero como un mercado con un gran potencial.

“España se han convertido en uno de los mercados más interesantes del mundo para la industria de gestión de activos. No tengo ninguna duda. Representa una oportunidad intrínseca frente a otros de mayor madurez y dificultad, como Reino Unido. No hay que irse a buscar muy lejos. El negocio está en España”, aseguraba Francesco Tarabini, jefe de ventas global de renta fija en Vontobel, en una reciente presentación a clientes celebrada por la entidad en Suiza. No es de extrañar, por tanto, que el número de instituciones extranjeras registradas en España siga creciendo, alcanzando a cierre de marzo la cifra récord de 836 entidades registradas en el mercado español, 31 más que en diciembre de 2014 (22 nuevos fondos y nueve sociedades nuevas registradas en el primer trimestre del año).

También se ha observado un ligero aumento de casi el 1% en el número de partícipes en IIC extranjeras con respecto a los datos de cierre de 2014, hasta un total de 1.328.282, la cifra más elevada de la historia. Con respecto a hace un año el crecimiento ha sido del 38%, lo que significa que durante este periodo las IIC extranjeras han ampliado su base de clientes en 290.000 nuevos partícipes. Esta tendencia es atribuible a la extensión de los servicios de gestión de carteras de fondos en las bancas privadas y bancas personales en España.

Un entorno también favorable para la industria doméstica

Al igual de lo sucedido en 2013 y 2014, el crecimiento que está experimentando la industria de gestión de activos extranjera en España se produce en un entorno igualmente favorable para el sector doméstico, que también está viendo aumentar el volumen de activos bajo gestión. Según Sebastián Velasco, director general de Fidelity Worldwide Investment para España y Portugal, la inversión colectiva en España disfruta de buena salud, estando en máximos históricos tanto desde el punto de vista de patrimonio como de partícipes.

“Los datos confirman que hay una recuperación de la confianza del inversor y suponen una validación de los fondos como el mejor vehículo de ahorro e inversión”, afirma. Este buen momento de la inversión colectiva también se da a nivel global, donde la cifra ronda los 75 billones de dólares, muy apoyado en un mercado alcista que, a su vez, se ha beneficiado de la relajación cuantitativa y de la política de bajos tipos de interés de los bancos centrales, indica Velasco.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos