El papel de los ETF para descubrir los precios intradía


Los inversores que desean comprar o vender un índice de valores disponen de varias opciones: por ejemplo, una negociación en «cesta» de todos los componentes del índice, una negociación en un futuro sobre índices (si existe alguno) o una operación en un ETF que sigue un índice.

¿Pero dónde se descubre el precio? En otras palabras, ¿a qué instrumento recurren en primer lugar los inversores para expresar un punto de vista sobre el rumbo futuro del índice? Y, si la negociación en ETF afecta a la volatilidad del índice subyacente, ¿se debe al efecto de los operadores desinformados («de oídas») o al efecto de los negociadores bien informados?

Según la teoría académica, un «operador de oídas» carece de información y suele tomar decisiones sin disponer de datos concretos. Un operador informado actúa partiendo de información fundamental especializada y puede considerarse un originador de movimientos del mercado. Los operadores de oídas generan ineficiencias de las que se pueden beneficiar los operadores informados.

Los investigadores Russ Wermers y Jinming Xue, de la Universidad de Maryland, tratan de responder a estas preguntas estudiando la relación entre los movimientos de los precios del mayor ETF que sigue al índice Standard & Poor’s (S&P) 500 y los movimientos de los precios del índice subyacente.

Las conclusiones clave de los investigadores son:

Los operadores desinformados del mayor ETF del S&P 500 incidieron en cierto modo en la volatilidad del índice subyacente, si bien este efecto se reveló relativamente breve, y desapareció después de 50 segundos.

Sin embargo, la negociación informada en ETF tiene un efecto a largo plazo en el índice de efectivo.

Dado que el mercado de ETF en EE. UU. cuenta actualmente con más de 2 billones de USD en activos y representa entre el 25% y el 40% de la negociación de los principales mercados, una pregunta importante sobre las políticas estriba en si este nivel de negociación de los ETF –que pueden considerarse derivados de los valores subyacentes– resulta disruptivo en el sentido de que incrementa la volatilidad de dichos valores.

Wermers y Xue llegan a la conclusión de que las operaciones desinformadas inciden en la volatilidad del índice de efectivo subyacente durante periodos cortos, aunque el efecto disminuye y desaparece cuando el periodo observado se incrementa a diez minutos.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos