Tags: Latam |

El 'nuevo' fénomeno de la migración mexicana: los millonarios también se mudan a EE.UU.


Hasta ahora hemos escuchado de multimillonarios que cambian de nación debido a cambios regulatorios o el incremento de los impuestos, etc. De hecho, el año pasado se registró un importante número de estadounidenses acaudalados que migraron a países como Puerto Rico. También estamos acostumbrados a escuchar de la migración de mexicanos que, huyendo de la pobreza y la violencia, cruzan la frontera para tratar de iniciar una nueva vida en Estados Unidos. Pero hay una nueva tendencia migratoria que se lleva registrando en años recientes y que aunque se ha frenado un poco en los últimos meses, el flujo sigue siendo constante: la migración a los Estados Unidos de ciudadanos mexicanos con altos patrimonios. Justo cuando México destacó el año pasado dentro de la región con el mayor incremento en la riqueza de los Ultra High Net Worth Individuals (UHNWI) del país, además de incrementar su población de altos patrimonios en casi un 4%.

"Tristemente hasta hace poco a los mexicanos se los veía como gente con poca educación y que estaban en el país en situación ilegal, pero esa percepción está cambiando y se están dando cuenta de que son gente educada y con espíritu emprendedor", explicó a BBC Mundo Juan M. Fernández, presidente de la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM) de San Antonio. En la mayoría de los casos se trata de empresarios acaudalados que, por miedo a la violencia del narcotráfico, deciden trasladarse con sus familias a lugares como Texas, Arizona, Nuevo México o California, desde donde pueden continuar manejando sus negocios sin ser víctimas de la extorsión o el secuestro. Este influjo de mexicanos con dinero está transformando ciudades como San Antonio, Dallas, El Paso o San Diego, donde se han multiplicado los negocios y las urbanizaciones exclusivas dirigidas a este colectivo.

Debido a los beneficios que esta migración supone, las autoridades estadounidenses están facilitando la obtención de visados a estos mexicanos. El medio de comunicación anteriormente mencionado comenta que, a cambio las ciudades donde se instalan se benefician de una inversión que oscila entre los 500.000 y 1 millón de dólares, y la generación de unos pocos puestos de trabajo. "Pero si bien los efectos positivos para los estados fronterizos que reciben a estos inmigrantes son claros, desde México algunos economistas advierten que la fuga de capital financiero y humano que se está produciendo le está pasando factura al crecimiento económico del país", explican.

Rasgos de esa nueva vida

Juan M. Fernández, presidente de la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM) de San Antonio, indica que la cercanía geográfica y la seguridad se encuentran entre los factores más importantes. "Tristemente la mayoría de los que se han mudado lo han hecho por la violencia. Suelen ser empresarios que buscan seguridad para sus familia y expandir sus negocios en San Antonio", explica Fernández. Asimismo, indica que "la ventaja de Texas es que tiene el mismo huso horario que Ciudad de México, además de muy buenas conexiones aéreas, ya que en los últimos tres años los vuelos han aumentado tremendamente (…) Además, en un viaje de 5 horas en auto estás en Monterrey y eso facilita las cosas".

Precisamente de Monterrey es de donde han llegado la mayoría de los "migrantes fresas" (fresa es el calificativo con el que se conoce en México a la gente con dinero o de buena familia) que se han instalado en San Antonio. Según explica Fernández, muchos de ellos viven en zonas residenciales exclusivas, como Sonterra, que cuenta con un club de golf y que entre los locales es conocida como "Sonterrey". "Se han abierto tiendas, restaurantes y cafés mexicanos. Hay cadenas enfocadas a los productos de nostalgia de México, que venden lo mismo que se encuentra en nuestro país". Asimismo, estas ciudades ofrecen distritos escolares con programas en los que se educa los niños en español y en inglés "para que sean bilingües y biculturales". "Al principio estaban muy enfocados a los hijos de inmigrantes indocumentados pero ahora se han vuelto tan populares que hasta hay una lotería para poder ingresar en esas escuelas, a las que los propios estadounidenses quieren llevar a sus hijos ya que en 5º de primaria los niños ya son bilingües".

Entrevistas realizadas por BBC Mundo

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos