Tags: Latam |

El método de Fidelity para protegerse de posibles entornos turbulentos en 2013


En los momentos en los que la incertidumbre se acentúa en los mercados, dos ideas pasan a ocupar un lógico lugar protagonista en la forma de pensar de los inversores: los ‘refugios’ y las alternativas. Si bien el primer concepto tiene algo de efímero y el segundo es una categorización demasiado amplia, sí son útiles para los inversores a la hora de fundamentar su análisis en periodos de volatilidad en los mercados. Así lo asegura Fidelity Worldwide Investment en un exhaustivo informe en el que analiza cómo los inversores pueden mejorar sus carteras para capear los periodos de agitación en los mercados. 

Según información de la entidad recogida por Funds People, en periodos de volatilidad en los mercados la atención no debe centrarse en replantear el enfoque de selección de gestores o perseguir la última moda, sino aprovechar el proceso existente para incrementar el peso de los gestores con las características adecuadas a esa fase del ciclo. “Dentro de una clase de activo, esto significa aumentar la exposición a gestores que serán capaces de contener la volatilidad y las pérdidas potenciales. No obstante, también es importante estar preparado para lo inesperado: las recuperaciones de los mercados a menudo se producen justo después de las crisis y, justo cuando el apocalipsis parece inevitable, se pueden producir repentinos movimientos alcistas”, afirman. 

En opinión de los expertos, mantener una cartera equilibrada en diferentes tipos de gestores ofrece las mejores perspectivas para conseguir una atractiva rentabilidad ajustada al riesgo a largo plazo. La gestora destaca varios enfoques para identificar características atractivas que pueden constituir ‘refugios’ tanto en renta fija como en renta variable, abordando asimismo los problemas de medición inherentes a la inclusión en las carteras de activos ilíquidos como los inmuebles y el capital riesgo y poniendo de relieve varios casos prácticos que son de interés para los que recurren a las estrategias de inversión alternativas a la búsqueda de perfiles de rentabilidades sin correlación.

Refugios en renta variable

¿Qué puede ser un refugio dentro de las acciones? “Invertir en calidad ofrece a los inversores una estrategia de protección relativa dentro de la renta variable. Las empresas con rentabilidades sobre el capital sólidas y sostenibles, una buena generación de flujos de caja libre y un bajo nivel de apalancamiento han demostrado su capacidad para consolidar sus posiciones en el mercado y, en momentos de crisis, ganar cuota convirtiéndose en supervivientes o realizando adquisiciones a precios atractivos”, señalan.

En este sentido, una forma alternativa de definir un refugio en renta variable es un grupo de acciones que se caracterizan por ser negocios de calidad, con rentabilidades sobre el capital sólidas y sostenibles, una buena generación de flujos de caja y un bajo nivel de endeudamiento. Estas empresas han demostrado ser capaces de consolidar sus posiciones de liderazgo a lo largo de sucesivos ciclos de mercado y, en tiempos de crisis, suelen ganar cuota de mercado por la desaparición de sus competidores o realizando adquisiciones a precios de ganga. Este tipo de operaciones requieren tener mucha tesorería en el balance y eso es otro rasgo distintivo de un negocio sólido. Un reciente estudio de Fitch, un creciente número de gestores está buscando empresas de crecimiento sólidas más que de otros tipos.

En este sentido, diríamos que, en general, no convendría apostar por los gestores que están evolucionando hacia estas estrategias —a pocos gestores se les da bien cambiar de estilo— y que, de hecho, esta "deriva de estilo" suele dar paso a un periodo de peor comportamiento relativo, ya que esos gestores que no están familiarizados con un determinado enfoque deciden erróneamente probarlo con el fin de mejorar la rentabilidad a corto plazo. Sin embargo, los gestores con procesos consolidados que sistemáticamente buscan valores de calidad superior con valoraciones razonablemente atractivas pueden ofrecer buenos resultados desde una óptica relativa en periodos de elevada volatilidad en el mercado.

No existe un único método para encontrar acciones ‘de calidad’, y si bien se pueden aplicar tendencias generales en todos los mercados, también existen enfoques específicos para cada región que se pueden utilizar. Expuesto de forma simple, los gestores que buscan valores con una rentabilidad sobre el capital sistemáticamente superior a la media combinada con ratios deuda-capital más bajas y una valoración cualitativa positiva de factores como el posicionamiento competitivo, la fortaleza de la marca o las barreras de entrada, pueden ofrecer la base de una estrategia orientada a la calidad eficaz. Este enfoque lleva implícito el rechazo a la idea de que las empresas sufren "desviaciones" con respecto a una "normalidad" de su sector o una media.

Refugios en renta fija

El riesgo-país ha provocado una polarización de los mercados de deuda pública que está engendrando riesgos de concentración y liquidez en un conjunto de activos refugio sobrevalorados que no deja de menguar. “El imperativo es claro para que los inversores consideren una exposición más amplia a activos de calidad más allá de los emisores públicos nacionales o tradicionales. Si incluimos países que destacan por su solvencia, su liquidez y la fortaleza de su divisa, como Australia, Canadá y Suiza, creamos una diversificación sensata e introducimos monedas que reducen el riesgo total de la cartera”, afirman desde la entidad. Lo mismo se puede decir del sector empresarial no financiero con balances saneados.

“En esta categoría podemos incorporar bonos corporativos de alta calidad crediticia emitidos por multinacionales sólidas que tienen mejores fundamentales crediticios que muchos estados. Este enfoque requiere contar con amplios recursos de análisis crediticio de gobiernos y empresas y con un diseño de carteras inteligente en el que las necesidades estén adaptadas al grado de tolerancia al riesgo de los inversores”. Asimismo, la mayor flexibilidad que otorgan las carteras estratégicas para invertir en las diferentes clases de activos puede mejorar tanto la diversificación como el perfil de riesgo-rentabilidad de las inversiones, liberando a los gestores de las ataduras que imponen unos índices de referencia obsoletos.

Refugios en activos alternativos

Para Fidelity, incorporar a las carteras alternativas ilíquidas, como inmuebles físicos y participaciones en fondos de capital riesgo, plantea diferentes desafíos a los inversores, sobre todo a la hora de medir con precisión la volatilidad de estos activos. “Ponemos el foco sobre el sector de los reaseguros y las estrategias de seguimiento de tendencias como dos casos prácticos que ofrecen interesantes oportunidades a los inversores que buscan flujos alternativos de rentabilidades. Ambas posibilidades ofrecen atractivas rentabilidades potenciales ajustadas al riesgo, pero llevar a cabo una cuidadosa selección de gestores es fundamental”, sentencian los expertos de la gestora.

Lo más leído

Próximos eventos