El mercado se acostumbra a los descalabros bursátiles de China


La sangría de las bolsas chinas no cesa. Los mercados del gigante asiático sufrieron en la jornada del lunes un nuevo batacazo ante las dudas que genera la evolución económica del país y el yuan. La Bolsa de Shanghái cerró la sesión con pérdidas del 5,3%, mientras que la de Shenzhen cayó otro 6,6%. Los desplomes que acumulan en lo que va de año rondan ya el 20%. “Las cifras de crecimiento chinas fueron más débiles de lo esperado, lo que ha generado miedo a los mercados, mientras que el levantamiento de la prohibición de ventas internas también causó susto", afirma Lukas Daalder, director de inversiones de Robeco Investment Solutions. Las últimas cifras que sembraron incertidumbre fueron el mal dato del índice de precios al productor chino, que volvió a caer por cuadragésimo sexto mes consecutivo, y la intervención del Banco Popular de China, que depreciación del yuan estableciendo su cambio en los 6,56 yuanes/dólar. Es lo que alimentaron los temores de los inversores.

Sin embargo, en esta ocasión no hubo contagio. Si durante las primeras jornadas del año los castigos sufridos por las bolsas chinas pasaron factura a las bolsas de Estados Unidos y Europa, en la sesión de hoy no fue así. De hecho, los principales índices europeos cerraron la sesión prácticamente planos tras haber cotizado en positivo durante buena parte de la jornada. El EuroStoxx 50, principal índice paneuropeo, cerró la sesión con un descenso del 0,2%, siendo las compañías que habían sido más castigadas en este arranque de año las que registraban las mayores ganancias. Las Bolsas de Frankfurt, París y Milán registraron descensos del orden del 0,3%, mientras que Londres fue el mercado que más sufrió (-0,7%). En el caso del Ibex 35, el índice perdió un 0,26%, con el sector bancario liderando las ganancias. El Dow Jones y el S&P 500 cerraron con tímidos avances del 0,3% y del 0,1%, respectivamente. Para el experto de Robeco, el mercado chino no es de ninguna manera una buena guía para saber cómo se comportarán las bolsas europeas o estadounidenses.

“Es una criatura independiente, que realmente tiene una vida propia. Ciertamente, los desplomes de principios de año asustan a todo el mundo, pero en general no hay que mirar hacia el mercado chino para saber la dirección del resto de las bolsas", asegura. La tensión en la jornada ha estado en los mercados de deuda pública, principalmente de países como España, donde la rentabilidad del bono a 10 años escaló hasta el 1,81%, mientras que la tir del bund se situó en el 0,54%, por lo que la prima de riesgo ronda actualmente los 126 puntos básicos. Los expertos achacan este comportamiento a la incertidumbre que genera en la comunidad inversora el discurso de investidura de Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña. El impasse político que atraviesa España ha hecho que firmas como Julius Baer hayan reducido su recomendación sobre el país de ‘sobreponderar’ a ‘neutral’. Conozca el informe de daños de este arranque de 2016.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos