Tags: Latam |

El mercado peruano de bonos apuntala su crecimiento en las infraestructuras


Un robusto crecimiento económico no siempre viene acompañado de un desarrollo equiparable del mercado local de deuda. Es el caso de Perú, que lleva más de una década registrando una tasa media de crecimiento anual del 5% pero donde las emisiones de bonos no terminan de despegar. Sin embargo, esta situación podría cambiar radicalmente en los próximos cinco años.

Como señala un reciente artículo de Euromoney, los bancos peruanos esperan una fuerte expansión del mercado de renta fija impulsada por el crecimiento del número de empresas medianas y grandes con un tamaño suficiente para emitir bonos, así como por las emisiones relacionadas con las concesiones gubernamentales para la construcción de infraestructuras. Además, dada la apreciación del dólar y la volatilidad del mercado de divisas, las instituciones financieras anticipan que la mayoría de las emisiones estarán denominadas en nuevos soles, la moneda local.

El mercado de deuda peruano está dominado por tres grandes fondos de pensiones. Aunque estos tres compradores son sensibles a las calificaciones de crédito, el principal freno parece venir del lado de la oferta: de los treinta emisores que participaron en el mercado peruano el año pasado, solo unos pocos realizaron emisiones de un tamaño relativamente grande, en torno a los 300-350 millones de dólares. Los expertos locales esperan que el número de emisores se eleve a cincuenta en los próximos cinco años, lo que mejorará los volúmenes.

“La mayoría de las emisiones corresponden a instituciones financieras o a las grandes empresas energéticas, por lo que los inversores institucionales son muy receptivos a nuevos emisores de otros sectores”, explica Rodrigo Mejía, director de mercados de renta fija y renta variable en Credicorp Capital en Perú.

Inversión internacional

La presencia de inversores internacionales en el mercado de bonos peruano se limita a la deuda soberana, un segmento donde las posiciones extranjeras han pasado de representar un 56% en junio de 2013 a un 44% en febrero de este año. Los reembolsos se explican por la debilidad de la divisa local y la desaceleración del crecimiento, que en el cuarto trimestre de 2014 marcó un mínimo de cinco años en el 1,0%. Sin embargo, los economistas prevén que los proyectos de infraestructuras impulsarán una recuperación económica que el ministro de Finanzas, Alonso Segura, cifra en un crecimiento del PIB del 4% en 2015 y del 5% en 2016.

Según Rodrigo Mejía, el déficit de infraestructuras de Perú ronda los 88.000 millones de dólares y la mayoría de las concesiones son demasiado grandes para el mercado local, lo que incentivará la inversión internacional. “Las concesiones cuentan con la garantía del gobierno, por lo que esperamos que resulten muy populares entre los inversores, ya que pagan una prima con respecto a la deuda soberana por un riesgo similar”, concluye.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos