El mercado de deuda high yield europeo sigue en plena forma


El comienzo del nuevo año ha planteado dudas sobre el riesgo y el potencial de retorno de mercado high yield europeo. Desde un punto de vista fundamental, el mercado de deuda high yield parece estar en buena forma. La economía europea está mejorando y los últimos datos del PMI manufacturero en Europa siguen estando a un nivel elevado. Estas cifras deberían proporcionar un contexto positivo para el desarrollo de beneficios de las compañías high yield europeas.

Asimismo, se espera que las tasas de default sean bajas. La tasa de impago de los últimos 12 meses se sitúo al 2,1% en diciembre y las agencias de calificación están esperando que la tasa de default permanezca cerca de ese nivel este año. Los balances se siguen gestionando de manera defensiva. El ciclo de re apalancamiento ha empezado lentamente en Europa. Creemos que debido a la falta del crecimiento del PIB por encima del 2%, las compañías se han abstenido de endeudarse de nuevo de manera masiva.

Sin embargo, pensamos que en este 2016 los mercados deberían ser más volátiles y estar cada vez más dominados por los aspectos técnicos del mercado tales como los flujos de fondos y la volatilidad de la bolsa. Actualmente, algunos inversores son reacios a exponerse más al mercado high yield debido a la incertidumbre acerca de China y los precios de las materias primas.

Creemos que mientras las preocupaciones van en aumento en mercado high yield estadounidense, este no debería ser el caso en el mercado high yield europeo. El mercado de high yield estadounidense tiene mucha mayor exposición al sector de la energía (aproximadamente el 13% del índice frente a sólo el 1,8% en Europa) y, de media, las calificaciones son menores que el mercado europeo. Por tanto, de manera inherente hay más riesgo que en el mercado europeo.

En nuestra opinión, las primas de riesgo de crédito han alcanzado un nuevo equilibrio que se estabilizará en torno a los niveles actuales. Los valores high yield ofrecen valor y las primas de riesgo de crédito actuales están descontando un buen riesgo de default y también de mercado. Creemos también que 2016 va a ser más difícil que 2015 debido a un incremento de los riesgos idiosincráticos.

En nuestro fondo Petercam L Bonds EUR Corporate High Yield, que selecciona las mejores emisiones globales en euro (fuera del sector fiananciero) que ofrezcan alto rendimiento, estamos actualmente sobreponderando la exposición al segmento single B y evitando ciertos sectores como los metales o la minería. Tendemos a estar invertidos en el segmento de vencimiento de 4 a 7 años. El fondo ha continuado beneficiándose de momentum positivo arraigado en el posicionamiento de la cartera y en el credit picking. La selección del crédito sigue siendo clave en este mercado.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos