El mercado de crédito europeo, una buena oportunidad de inversión


La actual situación de la economía europea, unido a las recientes medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE) en torno a la compra masiva de deuda (el programa famosamente conocido como QE o Quantitative Easing), tendrá un efecto positivo sobre el mercado de crédito europeo (bonos y préstamos de alto rendimiento).

De esta manera, ya hemos comprobado como los precios de la renta fija corporativa han subido y esperamos que la tendencia se mantenga durante el 2015. Esto se debe a que la liquidez generada por las compras de bonos soberanos que llevará a cabo el BCE y el consiguiente impacto bajista sobre las rentabilidades de los bonos soberanos, va a empujar a los inversores de renta fija a buscar rentabilidad entrando en el mercado de crédito.  Un mercado que desde Arcano conocemos en profundidad y en el que opera el Arcano European Income Fund (AEIF).

Los principales beneficiados de esta política serán los bonos B y las emisiones de países periféricos. El efecto de depreciación sobre el euro que continuará durante el año y que beneficia a un gran número de emisores de alto rendimiento con perfil exportador, junto con el bajo precio del petróleo, son dos factores adicionales en apoyo de esta clase de activo durante el 2015.

AEIF invierte con un sesgo conservador en deuda corporativa de alto rendimiento (bonos y préstamos bancarios corporativos líquidos) de compañías europeas. El pasado año obtuvo una rentabilidad neta del 5,6% y es el único de estas características en España que invierte en renta fija a tipo fijo a través de bonos, y a tipo flotante en préstamos bancarios y FRNs. 

2015, por tanto, reúne todos los condicionantes: crecimiento del mercado con nuevos emisores, bajo crecimiento económico, baja tasa de default y bajos tipos de interés para un entorno favorable al crédito europeo si bien es cierto que con más volatilidad que en el 2014.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos