Tags: Latam |

El gurú de Franklin Templeton comenta sus perspectivas y estrategia para con los emergentes


Como un grano de arena en medio del desierto. Es cómo se podría resumir metafóricamente la percepción sobre la corrección de los mercados emergentes que tiene Mark Mobius, presidente de Templeton Emerging Markets, comentan desde Funds People. Hay que tener en cuenta que la visión del famoso gurú de mercados emergentes es la de un inversor de muy largo plazo, y así se puede entender que utilice para apaciguar a los inversores argumentos como el siguiente: "desde los años noventa hasta la actualidad, los mercados en vías de desarrollo han batido tanto al índice mundial –el MSCI Emerging Markets- como a la media de los mercados desarrollados. En concreto, los emergentes se portaron peor únicamente en 1997 (crisis asiática), en 2001 (crisis de las puntocom) y 2007 (crisis de las subprime)".

Asimismo, desde 1991 Mobius sólo contabiliza un año en el que los emergentes crecieron a un ritmo inferior al de los países desarrollados, lo que le lleva a afirmar que “el crecimiento todavía prevalece. Aunque algunos países se están desacelerando, en términos absolutos van a crecer más que los desarrollados”. En concreto, su pronóstico es que el PIB del mundo en vías de desarrollo crezca una media del 5% en 2014, frente al 1,8% que vaticina para el mundo desarrollado. No es el único indicador digno de importancia: el PIB per cápita creció en los mercados emergentes un 45% entre 2008 y 2013, frente al 3% de los países desarrollados, una tendencia que se ha expresado en las carteras de Franklin Templeton Investments a través de exposiciones a valores del sector consumo.

También avala la confianza del experto el hecho de que el crecimiento del beneficio por acción (BPA) de las empresas emergentes siga siendo superior al de las desarrolladas… y que parte del BPA de estas últimas procede de su exposición al mundo emergente. Además, argumenta que las empresas emergentes cotizan con un PER a 12 meses de 10 veces frente a las 15 veces de la media mundial.

Paralelamente, los flujos de entrada de dinero en estos países han aumentado de manera firme y constante desde 1995, salvo en el año 2007. Mobius admite que gran parte del dinero que ha entrado había sido bombeado previamente por los bancos centrales, pero también que “mucho de ese dinero ya se ha gastado en préstamos a compañías e inversiones en bonos del Tesoro”. El gurú estima que la cantidad presente en los balances de los bancos centrales se ha triplicado entre 2006 y 2014, hasta alcanzar los 15 billones de dólares.

Oportunistas con la depreciación de divisas

Por otra parte, pese a la corrección que están viviendo muchos de los mercados en vías de desarrollo, Mobius muestra su convencimiento de que el dinero volverá a estas regiones del mundo, en gran parte porque “muchos de los inversores occidentales están sobreponderados en bolsa estadounidense”.

El gestor ha dedicado unas palabras a analizar la situación actual de los emergentes y la brutal depreciación de las divisas de algunos de ellos. Porque ahí está la clave: Mobius se esfuerza en recordar que “no ha sido una reacción uniforme, por ejemplo el renmimbi apenas se movió”. La cuestión es que el efecto de las ventas está castigando a los países con dependencia exterior –el gurú destaca la preocupante situación de Sudáfrica, a donde ha viajado recientemente-, pero también está empezando a afectar a otros países que no tienen ese tipo de problemas estructurales, como es el caso de Tailandia.

La previsión del experto es que “las divisas se estabilizarán a un nivel muy bajo: no se debe olvidar que en los últimos 5 años se habían apreciado mucho”. Pone como ejemplo al real brasileño, que a pesar de haber corregido mucho aún no ha vuelto a los niveles de hace un lustro.

En este contexto, la recomendación del gurú es investigar aquellos casos en los que esta caída de las divisas puede de hecho beneficiar a empresas y países. Tal es el caso de la India: a pesar de la gran caída de la rupia, muchas de sus cotizadas lo están haciendo bien en bolsa porque, al tener exposición internacional, tienen sus gastos en rupias pero sus ingresos están denominados en dólares.

Exposición geográfica de Franklin Templeton

Aunque Mark Mobius ha insistido en que no se sigue un acercamiento por países a la hora de seleccionar valores para los fondos, sí ha resumido brevemente cuál es la exposición geográfica actual de los fondos emergentes de Franklin Templeton. En Latinoamérica en términos generales evita Venezuela y Argentina, aunque en el último caso sí que ha comprado alguna compañía cuyos ingresos son internacionales. “Si la estructura política en Argentina y Brasil cambia, y hay posibilidades de que esto pase, tendrá un impacto positivo para la región”, declara el gestor.

Dentro de Asia, mantiene una ligera posición en Corea. También tiene baja exposición a Rusia, país del que asegura que estará muy atento a los cambios próximos en materia de gobierno corporativo. Más explícito es con otros países, ya que indica que evita invertir en Hungría y la República Checa y que tampoco tiene una gran exposición a Turquía.

En el continente africano se muestra precavido en Sudáfrica, pero admite que ha estado invirtiendo en otros países como Kenia, Nigeria o Ghana para su fondo de mercados frontera. Es aquí donde muestra mayor entusiasmo, llegando a afirmar que este tipo de mercados deberían ponderar un 10% en las carteras de los inversores, un 20% si su visión es muy de largo plazo. Para Mobius, el gran atractivo de los mercados frontera reside no tanto en el crecimiento sino en la posibilidad de descubrir compañías mal cubiertas por los analistas, aprovechándose así de las ineficiencias de estos mercados.

Lo más leído

Próximos eventos