Tags: Latam |

El estado del mundo actual


Lo más probable es que sea algo de los dos, y que los malos datos económicos (como el empleo en USA), refleje sectores que ya cumplieron con su ciclo de crisis, mientras otros están hasta ahora sufriendo los coletazos del desajuste de hace cuatro años. Pero sea cual sea la explicación, lo cierto es que aún estamos lejos de una plena recuperación económica, la cual muchos pregonaban ya como un hecho unos meses atrás. Ha cambiado algo desde hace un año o existe alguna información nueva? La respuesta es no. Si hemos estado preocupados por los bancos españoles, es simplemente porque no nos habíamos querido expresar antes los temores. Desde que se empezó a hablar de Grecia en mayo de 2010 (revisen los anaqueles para que vean cuánto llevamos con este tema), ya se sabía que España, Italia, Portugal e Irlanda andaban con problemas. Hoy se nos presenta el problema español como algo novedoso, lo cual no es así. Pero tratamos de ocultarlo, mostrando una serie de indicadores financieros mejores a los de 2008, los cuales poco tienen que ver con la economía real.
 
Un ejemplo basta: durante los últimos meses de 2011 y los primeros de 2012, se empezaba a ver como un síntoma de solidez el nivel decreciente de los CDS. Pero qué refleja el nivel de un instrumento netamente financiero el verdadero estado de la economía de un país? Es cierto que muchas veces a mayor riesgo de un país, mayor el nivel del CDS; sin embargo, durante los últimos años hemos debido aprender que los ‘muchachos de las altas finanzas’ pueden estar en un mundo diferente al de la economía global. Es de esta forma que guardo mis reservas sobre cómo se mide la salud de la economía, con base en el nivel de instrumentos financieros.
 
Los desarrollos económicos nos muestran que aún debemos navegar el mundo de las inversiones con mucho cuidado. Pueden existir cosas interesantes durante los próximos meses, como por ejemplo, un nuevo estímulo monetario por parte de la Reserva Federal, más sin embargo las cosas no se han recuperado de la manera como todos quisiéramos. Cabe recordar que si bien la economía norteamericana se ha recuperado en los años recientes, el patrón de crecimiento no corresponde de ninguna manera al ritmo de la caída presentada, lo cual muestra que existe algún desajuste remanente.
 
Esto para inversiones es bastante complejo: la mayoría de analistas e inversionistas sabe que las altas tasas de retorno que se observaban hace sólo unos 5 años atrás, no volverán; por lo cual para retornos sorprendentes, cada vez es más necesario tomar más riesgo y buscar instrumentos cada vez más inexplicables y volátiles, ampliando el efecto perverso de la onda expansiva. Por eso, piense en los retornos bajos, que esa es la realidad presente.

Lo más leído

Próximos eventos