El baile de gestores convulsiona los fondos de bolsa europea


Las últimas semanas han sido muy agitadas en la industria. Desde que Eric Bendahan abriese la caja de Pandora al anunciar su salida de OYSTER para fundar su propia boutique, Eleva Capital, los cambios se han sucedido a un ritmo vertiginoso, cambios que han afectado principalmente a los fondos de renta variable europea y que, en algunos casos, han venido en cadena. Lo evidencia el hecho de que el sustituto de Bendahan en Oyster fuese Michael Clements, gestor hasta entonces del Franklin European Growth, otra de las estrategias de renta variable europea más populares en España. Sin embargo, en esta ocasión, el baile de gestores ha ido acompañado de un proceso de reaperturas y cierres de fondos que, en unos casos, han vuelto a hacer accesibles a los inversores algunas de las estrategias que hasta ahora permanecían cerradas y que, en otras ocasiones, han limitado el acceso a nuevas entradas con el objetivo de preservar la estrategia y proteger a los actuales partícipes.

El último caso ha sido el anuncio del soft close de uno de los fondos más populares de J.P.Morgan AM, el JPM Europe Equity Plus, gestionado por Michael Barakos y Nicholas Horne. El cierre a nuevos partícipes se hizo efectivo el pasado el 20 de octubre, aunque los existentes podrán seguir incrementando o reduciendo sus participaciones. Se trata de un fondo  de renta variable europea long short que ha destacado por su extraordinario comportamiento, al conseguir situarse en el primer decil de su categoría en los últimos cinco años y también en lo que va de 2014; estos buenos resultados habían atraído a una gran masa de inversores de renta variable europea, y el repunte de estos flujos de entrada ha sido el principal motivo para anunciar el soft close y preservar así la viabilidad de la estrategia, que ahora gestiona unos 3.900 millones de euros.  

Este anuncio se produce menos de una semana después de que Alken anunciase la reapertura de dos de sus fondos superventas, el Alken European Opportunities y el Alken Absolute Return Europe. Ambos productos estarán abiertos a nuevas suscripciones a partir del 3 de noviembre. “Desde el soft close, hemos visto que el sentimiento del inversor hacia la renta variable europea ha regresado a niveles más cómodos y hemos conseguido con éxito controlar los flujos de entrada y mantener un volumen de activos bajo gestión firmes”, indicaron desde la gestora para justificar esta decisión. La decisión de Alken se produce en un momento en el que algunos inversores analizan detalladamente las estrategias de bolsa europea tras deshacer posiciones en productos como el Bestinver Internacional -del que, según datos de Morningstar Direct, han salido casi 800 millones desde que el 23 de septiembre se anunciase la marcha de Francisco García Paramés- o el Bestinfond, del que se han fugado casi 740 millones.  

Los cambios en Bestinver también han convulsionado las estrategias de renta variable española. En este sentido, a la agitación vivida en fondos como el Bestinver Iberian, del que se han ido 125 millones de euros desde finales de septiembre (equivalentes al 65% del patrimonio) hay que sumar la provocada por la marcha de Iván Martín del Santander Acciones Españolas o de Firmino Morgado del FF Iberia. La pregunta ahora es... ¿cómo están reaccionando los inversores españoles ante estos cambios? Las gestoras consultadas por Funds People coinciden al afirmar que, de momento, no se han detectado repuntes significativos en los flujos, aunque sí interés. Es el caso de Mirabaud, una de las casas internacionales con producto de bolsa española, desde donde confirman el aumento del interés y la demanda de más información por parte de sus clientes con respecto al Mirabaud Equities Spain.

Raimundo Martín, director general de gestión de activos de Mirabaud para España, Portugal y Latam,  da una explicación más extensa sobre esta cuestión: “Hemos detectado un incremento exponencial de las consultas y el interés sobre este producto. Aún no podemos hablar de un flujo concreto, pero sí somos muy optimistas hacia el corto-medio plazo. La sensación es que los inversores han decidido tomarse algún tiempo para el cambio y, en algunos casos desde fondos monetarios, están valorando diferentes opciones antes de tomar una decisión", asegura Martín.

Algo muy similar sucede con otros productos de renta variable europea. Desde Invesco AM explican que el Invesco Pan European Equity habitualmente tiene un volumen de negocio elevado, por lo que para detectar un comportamiento anormal deberían registrar flujos de entrada muy significativos. Sí confirman que se ha incrementado el interés de sus clientes por el producto, pero matizan que el baile de gestores puede actuar como un elemento distorsionador en este punto, dado que el comportamiento del mercado en los últimos tiempos ha sido una razón suficiente para suscitar más demandas de información. 

Similar opinión comparte Domingo Torres, responsable de Lazard Frères Gestion en España, que recientemente celebró un desayuno en Madrid con el objetivo de promocionar su fondo Objectif Recovery Eurozone. Torres explica que en la gestora han notado un parón en las dos últimas semanas, pero que los inversores institucionales volvieron a mostrar interés por esta estrategia desde el miércoles de la semana pasada, aunque lo achaca exclusivamente al comportamiento del mercado.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos