Tags: Negocio | Latam |

Edouard Carmignac: “2015 ha sido un año decepcionante”


El comienzo de año ha pillado con el pie cambiado a multitud de inversores, que están reajustando sus objetivos para 2016. En este entorno, se ha vuelto tan importante el diseño de la estrategia como la comunicación de la misma a los clientes. En su encuentro anual con clientes y periodistas, celebrado en París, Carmignac ha dado pistas sobre su visión de mercado y su estrategia de negocio para este ejercicio. “Creemos que en 2016 los mercados seguirán siendo extremadamente complejos, y que seguirán bailando al son de la música de los bancos centrales”, resume en primer lugar Didier Saint-Georges, miembro del Comité de Inversión de la firma.  

“El año 2015 ha sido un año ajetreado, pero estratégico para los inversores de largo plazo” añade el experto antes de justificar los irregulares resultados de los principales fondos de su gama: el Carmignac Patrimoine terminó 2015 con un 0,72% y el Carmignac Securité, con un 1,12% (datos de Morningstar). No obstante, desde la firma se hizo hincapié asimismo en los buenos resultados de la gama de renta variable emergente, cuyos tres fondos obtuvieron rentabilidades positivas y superiores a sus índices de referencia.

En términos más duros se expresó el propio Edouard Carmignac, que afirmó durante su intervención en el evento: “2015 ha sido un año decepcionante, habida cuenta de nuestros esfuerzos”. El fundador de la firma se refería a algunas decisiones de inversión tomadas el año pasado, que afectaron especialmente al buque insignia de Carmignac: el elevado posicionamiento en activos de riesgo durante la primera parte del año pasado afectó a la estrategia cuando se produjeron la crisis griega y la corrección de las bolsas chinas. En la segunda mitad del año, se optó por reducir radicalmente los riesgos - el Carmignac Patrimoine llegó a tener un 0% de exposición a renta variable, aunque tras la corrección de principios de enero se ha vuelto a incrementar hasta el 12%-, por lo que también se perdieron algunas oportunidades de inversión en el rebote posterior al desplome de agosto. 

“Creo que hemos actuado demasiado tarde y demasiado pronto”, continuó Carmignac. Demasiado tarde durante la primera parte de 2015, en el sentido de que “no supimos medir adecuadamente el impacto de la desaceleración de la economía china, pese a que no era ningún misterio”, en palabras del veterano inversor. Demasiado pronto en la segunda parte del año, “habida cuenta de nuestros conocimientos sobre mercados emergentes y de sus interconexiones con los mercados desarrollados. No supimos identificar adecuadamente las debilidades asociadas a una recesión en China”, declaró asimismo. Carmignac llegó a afirmar: “Quizá deberíamos haber seleccionado mejor los valores". A pesar de este pesimista balance, el veterano inversor defendió el resultado de rentabilidad del 3,79% en el agregado de fondos de renta variable de la firma (obtuvieron un 4,4% en renta variable estadounidense y un 2,09% en renta variable europea, mientras que restaron a la estrategia el -0,09% de la renta variable japonesa y el -2,6% de la renta variable emergente). 

Podría afirmarse que la gestora optó por seguir el lema "a mal tiempo buena cara" en la comunicación del balance de 2015 y presentación de los planes de negocio para 2016. Sus expertos defendieron en varias ocasiones que se había aprovechado el traspiés del año pasado para incrementar la inversión en I+D e invertir en el grupo con vistas en el largo plazo, con decisiones como la contratación de nuevos profesionales para reforzar el área de renta fija o el lanzamiento de dos nuevos productos (Carmignac Portfolio Capital Cube y Carmignac Portfolio China). “La inversión es importante para obtener nuevos resultados en el futuro”, había defendido Saint- Georges, que admitió: “Estamos gestionando activos en un entorno de mercado que no es favorable para nuestro estilo de gestión”. “No es fácil atraer capital cuando eres conservador. No es el tipo de lenguaje que gusta a los inversores, pero nosotros insistimos en la gestión del riesgo”, reflexionó asimismo el experto.

A pesar de sus declaraciones iniciales, Edouard Carmignac se mostró constructivo: “Tenemos que saber capear este temporal. Tenemos pilares fuertes que no paran de crecer”, afirmó. El experto detalló en primer lugar los temas en los que está invirtiendo la compañía con un enfoque de largo plazo: salud, longevidad, tecnología, crecimiento de los mercados emergentes y las tendencias de consumo de los millennials. La gestión del riesgo también tuvo un papel importante en el discurso del fundador de la compañía: “Hemos reducido nuestra exposición a renta variable, tenemos sensibilidad a los tipos de EE.UU., una posición táctica en el cruce euro/dólar y estamos cortos en renmimbis”, resumió. 

Planes para 2016 

Didier Saint-Georges también ha dado pistas sobre algunos de los planes de negocio de la firma para 2016. Si el gran anuncio del año pasado fue la incorporación de una clase de distribución para el Carmignac Patrimoine, este año la firma planea continuar con su expansión internacional. Para lograrlo, el representante de Carmignac ha adelantado la apertura de una oficina en Miami dirigida a inversores offshore y latinoamericanos, así como el próximo registro de la gama de fondos de la firma francesa en Taiwán, orientados al mercado retail. El grupo ya había dado pasos en su plan de expansión internacional el año pasado con la apertura de una oficina en Zurich, evento que Saint-Georges calificó como significativo para la compañía. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos