¿Economistas o mercados? ¿Quién predice mejor una recesión económica?


Los mercados han experimentado en 2016 fuertes caídas, que en el caso de las bolsas europeas rondan el 15%. Los inversores han anticipado que el desplome del precio del petróleo y el enfriamiento de los datos macro era síntoma de recesión. Los economistas, sin embargo, lo descartan. De hecho, la última encuesta trimestral de la Reserva Federal de Filadelfia mostraba ninguno de los 40 economistas prevé una entrada en recesión de Estados Unidos este año. La pregunta, por tanto, es… ¿mercados o economistas? ¿Quiénes son capaces de predecir mejor las recesiones? Según un estudio realizado por Morgan Stanley IM, los mercados son capaces de predecir las recesiones mejor que los economistas.

De acuerdo con su análisis, los economistas no se adelantaron a ninguna de la últimas siete recesiones en Estados Unidos. Esto es un 0% de acierto. El S&P 500, por el contrario, ha pronosticado las últimas siete recesiones, cayendo el año anterior más de un 15%, aunque también cayó más de un 15% en cinco ocasiones sin que se produjese al final ninguna recesión. En consecuencia, su porcentaje de acierto es del 60%. En lo que respecta a los mercados de deuda, el diferencial de crédito entre bonos con grado de inversión (Baa) y el 10 años americano, en las 11 ocasiones en las que se amplió más de 75 puntos básicos, en siete fueron seguidas de una recesión en Estados Unidos un año después (64% de acierto). “Actualmente, mientras que ninguno de los 40 economistas de la encuesta pronostican una recesión durante este año, el S&P 500 ha corregido un 15% y los spreads se han ampliado hasta 94 puntos básicos, lo que -según nuestro estudio- sugiere un 60% y 64% de probabilidad de que estemos cerca de una recesión en Estados Unidos”.

El MSCI World también sigue el mismo patrón. Caídas del 20% en el índice adelantaron en cinco ocasiones una recesión global (crecimiento global menor al 2%). Esto supone un 63% de acierto. “El 11 de febrero el MSCI World alcanzó caídas del 19% desde máximos, lo que implica que estamos nuevamente muy cerca de tocar este detonante”, afirman. La idea de la recesión se ha visto alimentada por el largo ciclo de crecimiento económico que estamos viviendo y la creencia de que tras seis años de crecimiento del PIB, toca una recesión. Sin embargo, los economistas siguen pensando el debilitamiento del crecimiento de emergentes no llegará a pesar tanto como para hacer caer a la economía global en un escenario de recesión. “En realidad, así de matemático no es. Este periodo de expansión económica se extiende desde 2009, pero desde la postguerra la duración media en el que la economía no se ha contraído es de seis años. Para que entremos en recesión es necesario que exista un desencadenante, algo que en la situación actual se hace difícil apreciar”, defiende Henrik Lumholdt, estratega jefe de Inversis Banco. ¿Quién acertará en esta ocasión?

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos