Tags: Latam |

DWS lanza el fondo DWS Invest China Bonds


Así, el debate surge en torno a la posibilidad de que en un futuro sean las divisas procedentes de países emergentes las que asuman dicho rol. De momento, esta opción parece poco probable, básicamente por un problema de liquidez, y porque de momento se asocian a activos de riesgo. Sin embargo, el cambio en el modelo de crecimiento que está llevando a cabo el gobierno chino - menos orientado a las exportaciones y más al consumo doméstico - está teniendo un efecto importante en el desarrollo del mercado "offshore" de renminbis cuyo centro neurálgico se encuentra en Hong Kong. Ya desde mediados del 2010, el mercado offshore ofrece la posibilidad a inversores extranjeros de tomar posiciones en renminbis (conocido como CNH frente al CNY que es el código utilizado para el mercado onshore, actualmente accesible para residentes en la China continental y algunos inversores extranjeros de forma limitada) y liquidarlas sin ningún tipo de restricción, diariamente, las 24 horas del día. Esta opción no es actualmente posible en el caso del CNY (mercado onshore), que además de las restricciones para poder acceder al mercado, plantea problemas en cuanto a la liquidez debido a que los plazos de liquidación son aproximadamente de 8 días y la posición se ha de mantener un mínimo de 3 meses. Debido a estas restricciones, reguladores como la CSSF no permite el lanzamiento de productos bajo la marca UCITs que inviertan en renminbis en la China continental.

A lo largo de los últimos meses hemos asistido a un desarrollo espectacular del mercado offshore (Hong Kong). En concreto, el mercado de bonos prácticamente duplicaba su volumen en los primeros 6 meses del año y se esperan crecimientos importantes de aquí a finales de año. A lo largo de los últimos 5 años hemos asistido a una apreciación del renminbi frente al dólar de un 23% en el período. Es más, el gobierno chino está impulsando cada vez más que las diferentes transacciones se lleven a cabo en su moneda, renminbi, de forma que la moneda llegue a ser en algún momento utilizada como moneda reserva, y se constituya como una herramienta eficaz para contrarrestar la inflación. De hecho, las estimaciones de los analistas, a las que se suma DWS, estiman que la moneda china continúe apreciándose a un ritmo similar en los próximos años.

Actualmente, el inversor extranjero posee básicamente dos formas de obtener exposición (sin limitaciones) al renminbi. Una forma, la más utilizada hasta ahora, es a través de lo que se conoce como NDF (non deliverable forward). Sin embargo, esta opción resulta poco atractiva en estos momentos debido a que a los niveles que cotiza actualmente supone unos tipos implícitos, y por tanto, un "carry" negativo para el inversor. Por el contrario, la otra opción es la inversión bien a través de depósitos o bonos denominados en CNH que permite, no solo participar de la apreciación del renmimbi, sino que además posibilita obtener una rentabilidad adicional, en torno al 2,5% dependiendo del plazo.

DWS Investments ofrece al inversor la posibilidad de aprovechar el fuerte potencial que ofrece el renminbi a través de la inversión en un fondo con liquidez diaria que invierte principalmente en bonos denominados en renminbis. El fondo invierte en bonos emitidos por compañías chinas denominados en CNH (renminbi offshore), depósitos, bonos emitidos por grandes compañías multinacionales emitidos en CNH (MacDonald´s fue la primera, le han seguido muchas: Caterpillar, HSBC, etc) y bonos emitidos por compañías chinas en otras monedas pero cubiertos a CNH. El fondo posee una estructura de cartera muy bien diversificada, con un rating medio A- y una duración comprendida entre 2 y 3 años.

DWS Invest China Bonds está gestionado por DWS Investments y asesorado por Harvest Global Investors. Harvest es la segunda mayor gestora de China, y unos de los mayores especialistas del mundo en renta fija china (onshore).

Lo más leído

Próximos eventos