Tags: Latam |

DWS: espacio para respirar


Las acciones estadounidenses, sin embargo, podrían darse un descanso, aun cuando no están en absoluto caras. Después de todo, las empresas pocas veces han sido tan rentables como lo son ahora. Las ganancias de las empresas estadounidenses por sí solas representan actualmente el 11% del PIB de EE. UU. La media histórica se ha situado entre el 6% y el 7%. Pero, como consecuencia de las altas expectativas, las empresas cada vez encuentran más dificultades para ofrecer sorpresas positivas. Durante meses han contado con el apoyo de la política de expansión monetaria de la Fed. Ahora, una política fiscal más restrictiva (subida de impuestos junto con reducción del gasto público) podría frenar el progreso. Asimismo, es probable que las últimas subidas de los precios del petróleo hagan más daño en EE.UU. que en Europa, por ejemplo.

Cambio de bando

En el viejo continente, la economía alemana se ha distanciado algo de los riesgos de malas noticias (elecciones en Francia, problemas en los países periféricos) y mantiene su atractivo. Mientras que los indicadores técnicos sugieren un obstáculo (sobrecompra + interrupción de la tendencia alcista), los indicadores de valoraciones bajas envían una señal diferente. Con un PER de 12, las estimaciones de resultados (estimación de 2012, actualmente 643 puntos; rango asumido de 540 a 670 puntos) darían lugar a un rango Dax de 6.500 a 8.000 puntos. La rentabilidad actual por dividendo del 3,5% y un euro a la baja deberían tener un efecto de apoyo. Una evolución de este tipo también actúa en beneficio de otro gran exportador, Japón. La fuerte devaluación del yen focaliza la atención en el Nikkei y el Topix. Pero los inversores deberían emplear cobertura de divisa, dado que el potencial se sostiene casi por completo mediante la posibilidad de nuevas devaluaciones.

Con independencia de la región, las acciones de pequeña y mediana capitalización podrían continuar con su trayectoria. A principios de año estábamos sobreponderados en el sector, debido a la fuerte estacionalidad, y en vista de la valoración que sigue siendo atractiva (estimación del ratio precio/beneficios para 2012: 11), vamos a seguir manteniendo nuestra evaluación favorable. Considerando todo el año, sin embargo, sería preferible una postura neutral.

Las claves

  • Si se materializara el escenario más probable de "represión financiera", las acciones serían la mejor opción en la asignación de activos
  • Las acciones se ven respaldadas por unos ratios de valoración atractivos basados en estimaciones de resultados, previsiones de ventas y valores contables
  • Europa y Japón parecen opciones más atractivas en el segundo trimestre que el mercado estadounidense. La pequeña y mediana capitalización siguen sobreponderadas

 

 

 

Lo más leído

Próximos eventos