Tags: Latam |

DWS: Alemania, desde el "hombre enfermo de Europa", a su fuerza estabilizadora


De cara a 2012, nuestro escenario central contempla que el ritmo de crecimiento de la economía alemana se suavice, aunque continúa en el buen camino. Tras una rápida recuperación de la crisis apoyándose en las exportaciones, la bolsa alemana ha sido fuertemente penalizada en los últimos meses con una caída de 21,9% desde los máximos del año. El elemento negativo que trajo consigo temores de desaceleración global fue el descenso en la producción industrial y los pedidos a fábrica, pero esto sólo ocurrió en el mes de agosto. Para un país como Alemania con una exposición tan importante al sector exterior, un descenso en las exportaciones, sugeriría un menor ritmo de crecimiento. Para 2011 se espera un crecimiento del 7,5% de las ventas al exterior y que en 2012 se sume otro 3,5%. Otro factor que afecta significativamente a la economía alemana es la incertidumbre de la crisis de deuda europea que pone el freno del ritmo del crecimiento global.

El gobierno alemán ha presentado sus estimaciones para el crecimiento económico del 1% para el año 2012. Desde nuestro punto de vista las estimaciones del mercado para el próximo año son muy conservadoras. No obstante, las autoridades se mantienen optimistas y están planteando reformas tributarias que reduzcan la carga fiscal, lo que implicaría que los ingresos de las familias subirían cerca de un 2,9% en el 2012 y la inflación se desaceleraría hasta un 1,8% frente a 2,3% de este año.

Apoyándonos en los datos del IFO vemos que la economía alemana se mantiene todavía fuerte. En cuanto a los negocios para el próximo semestre, observamos que las compañías se muestran algo más prudentes. Pero teniendo en cuenta el contexto de crisis internacional, la economía alemana continua mostrando un buen comportamiento. Las expectativas de las empresas exportadoras han mejorado ligeramente. Aunque se ha reducido el grado de utilización de capacidad respecto al verano, la tendencia expansiva se mantiene. El clima empresarial ha perdido algo de euforia y las perspectivas de las compañías de negocios en los próximos seis meses se han revisado a la baja, lo que no es incompatible con la situación empresarial actual muy sólida. Las empresas mantienen una buena salud, mostrando que la economía alemana ha logrado el momento de evitar el impacto de las turbulencias políticas.

El fondo DWS Deutschland, fondo de renta variable alemana galardonado con varios premios, invierte en compañías alemanas de todos los tamaños de capitalización y, aunque en la cartera predominan las compañías de gran capitalización, las acciones de tamaño pequeño y mediano pueden llegar a suponer un 50% del volumen del fondo.

El gestor del fondo, Tim Albrecht, selecciona las compañías en siguiendo un análisis fundamental buscando una calidad superior en la gestión de compañía y buena proyección en los modelos de negocio. De esta forma busca construir una cartera en la que aproximadamente dos tercios sean apuestas estratégicas en compañías con modelos de negocio ganadores a largo plazo y por otra parte toma apuntas tácticas en base a las distintas oportunidades que se encuentre en el mercado.

Puedes ver el informe completo en el documento adjunto.

Lo más leído

Próximos eventos