Dura reacción inicial del mercado al resultado de las elecciones en España


La reacción de los mercados financieros al incierto panorama político que han arrojado las urnas en España no se ha hecho esperar. A los inversores no les gusta la incertidumbre y el Ibex 35, el principal índice de referencia de la bolsa española, abría la sesión con un fuerte castigo del 2,5% que se mantenía a las 14.00 horas, lo que contrasta con las ganancias del 1,5% que acumulaban a esta hora el DAX o el avance de más de medio punto del CAC 40 parisino. Banco Popular y CaixaBank, con descalabros superiores al 6%, Merlin Propertis, Repsol, AENA, Bankia y Endesa, con descensos superiores al 5%, eran los valores más castigados a esta hora.

“El mercado va a incorporar una prima de riesgo por estas incertidumbres. Hoy hemos perdido un 3% frente a Europa y posiblemente vayamos a ver pérdidas adicionales totales de entre el 5% y, como máximo, el 10%. Será una respuesta muy similar a la reacción del mercado portugués tras conocerse los resultados de las últimas elecciones lusas”, vaticina Nicolás López, director de Análisis de M&G Valores. A partir de ahí, el experto considera que la bolsa no se moverá de manera muy diferente al que lo hagan el resto de mercados europeos. "En el mercado español, los valores defensivos orientados al consumo deberían seguir funcionando bien en términos relativos", señala López. Los más castigados, por ahora, están siendo los bancos.

A las 14.00 horas los 'blue chips' españoles eran los más castigados del EuroStoxx 50, con BBVA y Santander perdiendo un 3,6% y 3,1%, respectivamente. "Los sectores más regulados, más dependientes de tipos de interés y que dependan del ciclo doméstico son los que se están viendo más penalizados", explica Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta 4. Según César Sánchez Grande, director de Análisis de Ahorro Corporación, los más penalizados serán el bancario, el eléctrico, el de la construcción y las compañías con fuerte exposición al mercado doméstico.

Mientras tanto, en el mercado de deuda pública, la rentabilidad del bono español a 10 años ascendía hasta el 1,8% a primera hora, lo que provocaba la ampliación de la prima de riesgo española hasta los 125 puntos básicos, 8 puntos más que al cierre del viernes. Sin embargo, a las 14.00 horas el diferencial con Alemania se moderaba hasta los 113 puntos básicos. "El spread con el bund alemán se ha ampliado, pero tampoco de manera excesiva", indica Aguirre. Es un ensanchamiento muy inferior al que se esperaban en casas como Ahorro Corporación.

La respuesta de los mercados se produce tras un resultado electoral incierto que no da pistas sobre cuál será la composición del futuro Gobierno debido a la importante fragmentación del Parlamento. El PP ha ganado las elecciones con 123 escaños, una representación que le sitúa en una posición muy difícil para formar gobierno. El PSOE obtuvo 90 diputados, Podemos 69 y Ciudadanos 40. Ninguna de las sumas posibles alcanzan los 175 diputados en los que se fija la mayoría absoluta, excepto una gran coalición (PP-PSOE), algo que a juzgar por las primeras reacciones de algunas formaciones políticas parece poco probable. "El escenario base que barajaba el mercado era un escenario continuista con una alianza de PP y Ciudadanos, pero esta no alcanza la mayoría", señala Natalia Aguirre.

"La  consecuencia  más  inmediata  en  un  análisis preliminar es que se produce un cambio en el modelo de Gobierno, abandonándose la mayoría absoluta y abriéndose una  etapa  bien  de  coaliciones  o  bien  de  Gobierno  en  minoría  que necesitará apoyos puntuales de partidos de la oposición para legislar. Se abre una etapa con un Congreso de los Diputados más atomizado. El plazo para la formación de Gobierno podría exigir cierto tiempo debido a un reparto de  los  escaños  entre  un  mayor  número  de  partidos  políticos  que  en  elecciones  anteriores,  de manera que nuestra estimación de tiempos podría  finalmente  ajustarse  a  la  realidad", explica Ramón Forcada, director de Análisis de Bankinter.

En este escenario, son muchos los directores de análisis de las firmas que reconocen no saber cómo se resolverá el nuevo mapa parlamentario. "No se puede descartar ninguna opción, desde un gobierno en minoría del PP, un gobierno del PSOE con multi-alianzas o incluso la repetición de las elecciones", asegura el director de Análisis de Ahorro Corporación. "Lo que vamos a ver es incertidumbre y disminuir el apetito de los inversores extranjeros por el mercado español", augura César Sánchez Grande.

"Al mercado no le gusta ni las sorpresas ni la incertidumbre y el resultado de las elecciones ha arrojado unos resultados mucho más fragmentados de lo que indicaban las encuestas, lo cual supone un interrogante sobre cuál será la composición del nuevo gobierno y si este mantendrá su compromiso de continuar con las reformas, mantener el control presupuestario y cumplir con Bruselas. Se abre un periodo de incertidumbre que puede durar meses, en los que los mercados podrían moverse a ritmo de declaración", señala Aguirre.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos