Tags: Latam |

Dr. Steinemann, estratega jefe de Vontobel, en Colombia y Chile


Esta gira por países latinoamericanos es ya una tradición para el Dr. Steinemann. “En este momento existen tres focos de incertidumbre”, señala en el documento de estrategia del mes de abril. “El primero es el la resolución final de la catástrofe en la central nuclear de Fukushima: si bien en el corto plazo las catástrofes naturales, a pesar de la inimaginable tasa humanitaria que conllevan, suelen generar mayor crecimiento económico, la situación de la planta nuclear es todavía inestable y no podemos saber como concluirá; sin embargo incluso en el evento de que la situación empeore, creemos que el impacto sobre el crecimiento económico global sería insignificante. Los más recientes datos macroeconómicos del resto del mundo continúan apuntando a una expansión robusta de la economía. Por tato mantenemos nuestra perspectiva de crecimiento global positivo, aunque por debajo de la medía, para las economías industrializadas en 2011 y 2012”, concluye.

Respecto al segundo foco de incertidumbre, la tensión política en Oriente Medio y el Norte de África, Dr. Steinemann opina que mantendrá el precio del crudo en niveles elevados por el momento. “En todo caso, buena parte de los factores negativos ya han sido incorporados al precio del crudo. Sólo falta por reflejarse una escalada de las revueltas, en particular en Arabia Saudita”, comenta.

Por último, Dr. Steinemann recalca que la situación en la eurozona sigue siendo incierta. “Las decisiones tomadas en la última cumbre europea esencialmente significan que habrá más dinero para las naciones ya rescatadas y aquellas que puedan necesitarlo en el futuro; sin embargo tuvieron muy poca repercusión en el mercado. Al contrario, las tasas de la deuda portuguesa e irlandesa han continuado subiendo”, explica. “Nuestro escenario central pasa por un rescate de Portugal tarde o temprano; no vemos razón para cambiar nuestra perspectiva sobre el euro, que saldrá de paso sin reestructurar deuda hasta 2013”, concluye.

Respecto a los mercados emergentes, el Dr. Thomas Steinemann llama la atención sobre su buen comportamiento durante el mes de marzo. “Podría ser la señal de que los mercados emergentes están a punto de poner fin al periodo de comportamiento relativo negativo que arrastraban desde septiembre”, comenta. “Las divisas y la deuda emergente también se ha mantenido muy estable, sin dar señales de que los inversores hayan vendido buscando valores refugio”.

Por último, Dr. Steinemann destaca un tema de inversión que puede ser interesante en este entorno: los metales industriales. “La reconstrucción en Japón estimulará la demanda de estos metales, en especial de cobre. En Japón dos fundiciones de cobre que aglutinaban el 3% de la producción mundial han sido destruidas. Dada la disminución de la oferta y el incremento de la demanda, se prevé que los precios sigan subiendo. Hemos decidido incrementar nuestra exposición sobreponderando este activo”, concluye.

 

Lo más leído

Próximos eventos