Dos gráficos de J.P.Morgan AM a tener en cuenta sobre el crecimiento en Latam


¿Cómo de importante es la diversificación en las mercancías que exportan los países emergentes a otras partes del mundo? En el caso de los latinoamericanos, su grado de dependencia de las materias primas es clave, dado que, teniendo en cuenta la caída de los precios tanto en el petróleo como en metales preciosos (oro, plata, cobre), metales de uso industrial (platino, paladio) y en las materias primas blandas (azúcar), actualmente los países que más commodities exportan son aquellos cuyo crecimiento presente y futuro está más comprometido. Especialmente si se tiene en cuenta que está una subida de los tipos de interés de la Reserva Federal a la vuelta de la esquina, lo que podría suponer un shock para los países cuyas finanzas se encuentran en una posición más vulnerable. 

Tal y como muestra el gráfico adjunto de J.P.Morgan AM, recogido en la actualización para el tercer trimestre de 2015 de su Guía del Mercado (dentro del programa Market Insights), entre los países emergentes que más materias primas exportan figuran Argentina, Brasil, Perú, Colombia, Chile y Venezuela; esta última es la nación en vías de desarrollo más dependiente de las exportaciones, al suponer las exportaciones de commodities casi el 100% de todas las mercancías exportadas a otros países. Sólo le iguala Nigeria.

En cambio, como se observa en el otro lado del gráfico, los países menos dependientes (las materias primas suponen un 20% o menos de todas sus exportaciones) son principalmente asiáticos o de Europa del Este: China, Taiwán, Turquía, Filipinas o República Checa integran este ranking. La excepción latinoamericana es México; como se observa en el gráfico, las materias primas suponen menos del 30% de sus exportaciones. 

El otro gráfico de interés que aporta J.P.Morgan AM para entender la evolución del crecimiento de los países latinoamericanos es el de la sensibilidad al crecimiento de los países desarrollados. En concreto, el gráfico refleja el incremento previsto del crecimiento del PIB real de los emergentes (divididos entre importadores y exportadores de materias primas) a partir de un incremento del 1% del crecimiento de los mercados desarrollados.

Según cálculos de la firma americana, por cada 1% que crece el PIB de EE.UU.,  el PIB de México puede crecer un 0,3% adicional. Aunque en menor medida, Colombia y Brasil también están influenciados por la evolución del PIB estadounidense. 

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos