Tags: Negocio |

Don’t fight the Fed


TRIBUNA de Rafael López de Novales, subdirector de Fondos de Fondos, Imantia Capital.

En 2005 Greenspan definió como conundrum el hecho de que los tipos a largo plazo en Estados Unidos no subieran, a pesar de que habían elevado los tipos un 1,5%. Hoy está sucediendo algo parecido. Con tres subidas de 0,25% desde diciembre y habiendo anunciado que habrá más, los tipos a largo plazo están cayendo.  Las previsiones de la Fed no cuadran con la curva de tipos.

Gráfico Fed

Grafico de Bloomberg: la línea verde es la media de las expectativas de tipos de los miembros de la Fed (puntos amarillos) y la línea blanca es como cotiza la curva de tipos.

¿Qué se nos está pasando? ¿Es un dilema? ¿Es un error de política monetaria por parte de la FED?

Hay varias explicaciones. Una, política, por la que los actuales miembros de la Fed quieren elevar los tipos antes de dejar su cargo. En 2018 terminan su mandato -Yellen en febrero y el vicepresidente Fischer, en junio-. Además, hay tres vacantes. Los próximos miembros de la Fed van a ser nombrados por Trump, que se ha manifestado en contra de renovar a la presidenta.

Sería poco profesional que el equipo saliente adelantase las subidas antes de terminar su mandato. Tiene que haber otra explicación.

Otro motivo sería el de tener unos tipos de interés más altos, para que cuando se debilite el ciclo económico, tener herramientas de política monetaria para reactivar la economía.

Podría haber una razón económica. Con un ciclo económico maduro, creciendo de forma moderada, la Fed ha alcanzado su doble objetivo. El del desempleo y el de tener una inflación cerca del 2%. Es verdad que la inflación está ahora por debajo de su objetivo, pero también es cierto que el bajo precio del petróleo podría afectar a los precios de forma temporal.

No hay que perder de vista que los objetivos de la Fed están cumplidos  y que las condiciones financieras son muy favorables. Los altos niveles de cotización de la renta variable y del crédito preocupan a la Fed. Con tipos más altos, querría frenar la formación de burbujas financieras.

La Fed quiere seguir elevando los tipos, mientras que las condiciones financieras sigan siendo buenas y el desempleo no descarrile.

Cuando un Banco Central te anuncia de forma tan clara que va a seguir subiendo los tipos, como mínimo hay que reflexionar y pensar que, quizás, no esté tan equivocado, recuperando la famosa frase: Don’t fight the Fed, que hace tiempo que no se escucha.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos