Tags: Negocio |

Dimite el consejo de Banco Madrid


El consejo de administración de Banco Madrid ha decidido presentar su dimisión en bloque un día después del anuncio por parte del Banco de España de la intervención de la entidad. El consejo, encabezado por José Pérez Fernández (en la foto) y Joan Pau Miquel Prats como presidente y consejero delegado de la entidad en España, han tomado esta decisión para facilitar la labor de los interventores designados por el Banco de España. 

El consejo de administración de Banco Madrid está compuesto por: José Pérez Fernández (presidente); Joan Pau Miquel Prats (consejero delegado); Higini Cierco Noguer (consejero); Ramón Cierco Noquer (consejero); Ricard Climent Meca (consejero); Soledad Núñez Ramos (consejera) y Rodrigo Achirica Ortega (secretario). 

Esta misma mañana, Banco Madrid había envíado un comunicando con el objetivo de manifestar su punto de vista al respecto de la intervención. En el mismo destacaba como “BPA y Banco Madrid son dos entidades totalmente independientes” y que Banco Madrid cuenta con su propio consejo de administración, una dirección independiente, un balance completamente separado y capital propio, sujeto a regulación y supervisión española, y por tanto, no disponible por su accionista. 

Hoy se celebró una reunión extraordinaria de su consejo de administración con el fin de adoptar las decisiones necesarias para que se pongan en marcha los procedimientos internos para colaborar con la actividad inspectora de los interventores del BdE y para revisar los protocolos internos de control relacionados con la materia que ha motivado esta investigación. La entidad pone así a disposición de los interventores un equipo para colaborar directamente con la función supervisora.

Anuncio de ayer

Tras ser anunciado ayer que el supervisor andorrano, el Institut Nacional Andorrà de Finances (INAF), intervenía la Banca Privada d’Andorra (BPA) por blanqueo de capitalesel Banco de España hizo lo propio en la tarde noche de ayer con Banco Madrid, cuyo capital pertenece en su totalidad a la entidad andorrana. 

Según explicó el Banco de España en un comunicado, se toma esta decisión "para asegurar la continuidad de la actividad de esta entidad, teniendo en cuenta las decisiones adoptadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y por el INAF". Para ello se basan en el artículo 70.1.b) de la Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito. Tras la intervención de Banco de Madrid, el Banco de España designó como interventores de la entidad a José Luis Gracia Cáceres y a Alejandro Gobernado Hernández, empleados del Banco de España

El Banco de España también recuerda que "según la información recibida del INAF, su decisión no está basada en una eventual debilidad financiera de BPA ni de su grupo, sino en la necesidad de asegurar el cumplimiento por BPA de la normativa en materia de blanqueo de capitales".

El Tesoro americano señala a BPA como una institución financiera extranjera de lavado de dinero

El Tesoro norteamericano, a través de su división de delitos financieros (FinCem), señala a BPA como una “institución financiera extranjera sometida a preocupación de primer orden en materia de blanqueo de capitales”. En su comunicado, relata que, “durante varios años, directivos de alto nivel en BPA han facilitado conscientemente transacciones de lavadores de dinero que actúan en nombre de organizaciones criminales transnacionales”, dedicadas al crimen organizado -apunta hacia Rusia y China-, la corrupción y el tráfico ilegal de seres humanos. Según este informe, habría facilitado transacciones de la mafia rusa a través de Andrei Petrov; el ciudadano chino Gao Ping, y la empresa estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA), para la que se calcula que el banco andorrano habría blanqueado 2.000 millones de dólares. 

Según Jennifer Shasky Calvery, director del FincCem, las actividades de lavado de dinero por parte de BPA se realizaron principalmente a través de su cuartel general en Andorra. BPA accedió al sistema financiero de EE.UU. a través de cuentas en cuatro entidades estadounidenses. FinCEN ha enviado al Registro Federal un informe de sus investigaciones. Además, la división de delitos financieros del Tesoro ha enviado unas recomendaciones que, si se adoptan como norma definitiva, prohibirían a cualquier institución financiera estadounidense abrir o mantener ningún tipo de cuenta o relación con BPA o alguna de sus filiales. Estas medidas están sujetas a un plazo de 60 días, a partir del día en que estas recomendaciones se adopten como norma definitiva en el Registro Federal del Tesoro de EE.UU.

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos