Tags: Negocio | Selectores |

Dime de dónde viene tu gestora y te diré qué imagen tengo de ella


En una industria en la que los procesos de selección de fondos se rigen por controles cada vez más rigurosos de análisis cuantitativos y cualitativos, no deja de ser curioso el importante peso que sigue presentando el factor humano en la percepción que los selectores europeos tienen de las gestoras de fondos. Si se estudia con detenimiento las conclusiones de la última edición del informe Fund Brand 50 que anualmente elabora Fund Buyer Focus se pueden observar fenómenos muy significativos. Por ejemplo, el hecho de que los selectores de fondos de los principales mercados europeos tiendan a mostrar una visión más favorable de la marca de las gestoras de su país. Es una tendencia muy extendida, que afecta a los principales mercados europeos, sobre todo a los del norte de Europa (Reino Unido, Alemania y Francia), pero no a los del sur (Italia y España).

Los datos que arroja el informe elaborado por la consultora MackayWilliams son muy claros en este sentido. En Reino Unido, el 100% de las entidades que integran el ranking de las diez gestoras más valoradas por los selectores europeos son anglosajonas. Seis de ellas son firmas británicas (Schroders, M&G Investments, Standard Life, Artemis, Jupiter y Old Mutual) y las otras cuatro son americanas (BlackRock, Invesco, Fidelity y J.P.Morgan AM, entidades que aún siendo americanas tienen un importante hub en Londres). Aunque es evidente la supremacía de la gestión anglosajona en el mundo, sobre todo teniendo en cuenta que Estados Unidos y Reino Unido representan más de la mitad del tamaño de la industria a nivel global, no deja de ser llamativo que en el listado de las entidades con mejor imagen de marca por parte de los selectores británicos no se consiga colar ninguna firma del resto de Europa.

En Francia y Alemania ocurre lo mismo, aunque de una manera algo menos exagerada. En el mercado francés, el 60% de las gestoras que integran el ranking de las diez gestoras con la marca mejor valorada por parte de los selectores franceses son firmas galas (Amundi, DNCA, Carmignac, Financière de l'Echiquier, AXA IM y Natixis Global AM). En el alemán, ese porcentaje asciende al 40% (Deutsche AM, Flossbach von Storch, Allianz Global Investors y Acatis). También resulta llamativa la influencia que tiene sobre los selectores de fondos de ambos países las gestoras afincadas en mercados limítrofes, como es el caso de Pictet AM (firma suiza que se cuela en el ranking de las entidades con mejor imagen de marca en Francia) y Nordea (entidad escandinava que es una de las más valoradas en Alemania).

En los principales mercados del sur de Europa, la nacionalidad no es un factor con un peso tan determinante en la visión que los selectores tienen de las entidades. En Italia, por ejemplo, solo una gestora transalpina (Eurizon) logra entrar en el ranking. En España no aparece ninguna española. El dominio de la industria anglosajona es claro. En ambos casos, el 70% de las entidades mejor valoradas por parte de los profesionales que se dedican a seleccionar productos son firmas de Estados Unidos o Reino Unido. BlackRock, J.P.Morgan AM y Fidelity son, por este orden, las tres gestoras con mejor imagen de marca tanto en Italia como en España. De hecho, son las únicas gestoras que podrían definirse como las grandes “supranacionales”, es decir, entidades que logran posicionarse entre las diez con mejor imagen de marca en los cinco principales mercados europeos.

¿A qué se debe esto? Según explican a Funds People desde Mackay Williams, a dos factores. En primer lugar, el sondeo sobre el que se basa el estudio se realiza sobre proveedores de fondos de terceros. “Es decir: si se entrevista a Santander Private Banking en España, no se les permite mencionar a Santander AM como socio preferente o marca favorita. En Europa, por lo general, el mercado está dominado por los grupos anglosajones y, en menor medida, por los franceses y alemanes, dado que han estado vendiendo a través de los canales de terceros desde los primeros días de UCITS. Eso es lo que explica la mayor proporción de marcas anglosajonas en mercados como el italiano o el español”. Sin embargo, desde la consultora reconocen que, en cierta medida, esto también es cultural.

“Los inversores italianos y españoles están muy abiertos a grupos extranjeros, los cuales perciben como especialistas en la materia y los mejores de la clase. Esto no sucede en el Reino Unido, donde la mayor parte de la distribución de fondos se realiza a través de asesores financieros independientes que prefieren a entidades locales, marcas que su cliente conozca y con las que se sienta cómodo. Aunque BlackRock, J.P.Morgan AM y Fidelity no son empresas británicas, venden fondos domiciliados en Reino Unido y han estado en su mercado durante tanto tiempo que son considerados británicos. Los inversores franceses también tienden a ‘comprar francés’, otro mercado dominado por la distribución bancaria y muy cerrado a la penetración extranjera, como ocurre en el Reino Unido”, explican.

En hecho de que entre las firmas más populares en los distintos países aparezcan entidades de relativo poco tamaño, como es el caso de Flossbach von Storch o Acatis (Alemania), de DNCA o Financière de l'Echiquier (Francia) y Artemis y Jupiter (Reino Unido) demuestra –según indican los autores del informe de Fund Buyer Focus- que el patrimonio no es una barrera para la popularidad de una marca, si bien tampoco se puede descartar la relación causa-efecto que podría existir entre flujos e imagen de marca. El caso de Nordea es muy evidente. La firma nórdica ha sido capaz de avanzar en el último año 22 puestos en el ranking de gestoras más valoradas en Europa, al pasar del vigesimo segundo puesto al octavo, justo en un año en el que consiguió ser la firma con el producto que más captaciones netas recibió a nivel continental, el Nordea 1 - Stable Return, con el que atrajo 10.400 millones de euros, según datos de Morningstar.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos