Tags: Latam |

Diferencias entre la crisis asiática de 1997 y la desaceleración actual


De esta forma, Deutsche Asset Wealth Management (DeAWM) se suma al conjunto de gestoras de fondos de inversión que rompen una lanza a favor de las naciones emergentes, especialmente en la parte de Asia-Pacífico. El punto de vista de sus expertos es rotundo, especialmente en todo lo que gira en torno al gigante asiático: “La tasa de crecimiento del PIB de China no caerá por debajo de entre el 7% y 7,5%. Los temores del mercado de un duro aterrizaje parecen a día de hoy fuera de lugar”. Sus expertos advierten de que “las medidas de liberalización y desregulación del gobierno de Beijing tendrán un impacto negativo a corto plazo en el crecimiento económico”, pero, sin embargo, “van a ser compensadas en gran parte por las iniciativas de apoyo actuales o futuras, como los proyectos de infraestructuras y las exenciones fiscales para las pequeñas empresas”.

Lo mismo sucede con otros países que se pueden englobar dentro de la etiqueta de emergentes: la conclusión que se puede extraer de las observaciones de los expertos de DeAWM es que lo más necesario para el mercado será la paciencia. “Es probable que la confianza del inversor en los mercados emergentes se vaya recuperando gradualmente, pero se necesitará tiempo para que las recientes salidas sean reemplazadas en su totalidad”.  "En el corto plazo el PIB caerá en gran parte de los mayores mercados emergentes”, añaden, aunque sus estimaciones para el medio plazo son positivas gracias a la creciente demanda de los países industrializados, que ya empiezan a dar señales firmes de salir de la crisis.

La última nota positiva viene de la decisión de muchos bancos centrales de países emergentes – entre ellos India- de recortar tipos de interés: “Los tipos de cambio más débiles también están mejorando la competitividad de los mercados emergentes. Por otra parte, consideramos que los aumentos ocasionales en la inflación en estos países no provocarán necesariamente un nuevo ciclo de subidas salariales”.

También se muestran rotundos al afirmar respecto a la estocada que han sufrido estos parqués que “las comparaciones con la crisis asiática de 1997 son excesivas”. “Los mercados emergentes están mucho mejor situados de lo que lo estaban hace 16 años en lo relativo a los niveles de deuda, tanto en términos absolutos como en lo que se refiere a la estructuración de la deuda”, manifiestan desde la gestora.

¿Cambio generacional?

Una observación interesante que realizan desde la gestora es el cambio entre los países con mayor ritmo de crecimiento; si bien hace cinco años fueron las naciones englobadas bajo la etiqueta BRIC las que tomaron la batuta, ahora que su potencial se reduce aparecen entre las más florecientes nombres como México y los estados de la ASEAN. “Corea del Sur y Taiwán, en particular, deberían ver un incremento significativo del PIB en el tercer trimestre”. Ahora, la situación es difícil para los países que presentan déficit presupuestario; citan los casos de Sudáfrica, Turquía y la India, “y en menor medida también Indonesia y Brasil ".

 

Lo más leído

Próximos eventos