Diez nuevos fondos para empezar el año: repaso a las últimas propuestas de las gestoras internacionales


Después de algunos meses de escasez, el final del año ha terminado con una plétora de lanzamientos de nuevos productos de casas internacionales. Ha habido hasta gestoras que han hecho “doblete”, como ha sido el caso de Schroders. La firma anunció a finales de mes el registro en España del Schroder GAIA Blue Trend, una estrategia de seguimiento de tendencias incluida su plataforma de gestión alternativa GAIA y lanzada en colaboración con la gestora de inversiones Systematica

El objetivo del producto es generar una rentabilidad anual a largo plazo del 10 al 15%, neta de comisiones, mediante una estrategia basa en el seguimiento sistemático de tendencias con una asignación de activos táctica, dentro de unos límites controlados de riesgo. De esta forma, si los mercados muestran una tendencia positiva la estrategia trata de replicarla mediante posiciones largas en dicho mercado, mientras que si la tendencia es negativa entonces busca posicionamiento a través de cortos. Con este modus operandi se consiguen generar rentabilidades poco correlacionadas con los mercados tradicionales. El universo de inversión del Schroder GAIA Blue Trend está compuesto por más de 150 mercados de todo el mundo y abarca una gran variedad de clases de activos entre la que están presentes la renta variable, la renta fija, las divisas y las materias primas.  

El otro lanzamiento de la gestora inglesa se entronca dentro de una tendencia que ha sido constante a lo largo del año y que se ha intensificado en los últimos meses, la de la creación de nuevas propuestas basadas en el retorno absoluto. El nuevo fondo se llama Schroder ISF EURO Credit Absolute Return y estará gestionado por Patrick Vogel y el equipo europeo de crédito de la gestora. Tiene como objetivo proporcionar un retorno anual positivo a lo largo de todo el ciclo de mercado, y para lograrlo utiliza una estrategia que combina puntos de vista top down y temas de inversión innovadores basados en el proceso de emisiones de crédito, en el que se identifican tendencias globales y se aplica un análisis propio en profundidad para determinar qué emisores se pueden beneficiar de esas tendencias y cuales, en cambio, son más vulnerables.  

DNCA, una de las filiales de Natixis Global AM, también aprovechó diciembre para registrar en España el DNCA Invest Velador, que invierte en renta variable bajo la tutela del equipo liderado por Cyril Freu y del que también forman parte Mathieu Picard, Boris Bourdet y Wladimir Poux. Su misión es batir a un índice de referencia compuesto, formado por el Eurostoxx 50 Net Return (25%) y el EONIA (75%), con un nivel de volatilidad inferior al 8%.

En el núcleo de las decisiones de inversión está el análisis fundamental de las compañías europeas y sus valoraciones: los gestores buscan valores europeos con probabilidades de batir a sus índices sectoriales o a las grandes referencias del mercado. Más allá de una exposición direccional al mercado de renta variable de entre el 0% y el 50%, la rentabilidad del producto se basa principalmente en la brecha de rentabilidad existente entre los valores seleccionados y los futuros basados en sectores o en el mercado de renta variable vendidos contra ellos.

Pictet AM ha añadido asimismo un nuevo producto – en este caso market neutral- a su gama de retorno absoluto. Se trata del Pictet Total Return-Phoenix. Este producto nace con la misión de generar una rentabilidad atractiva y optimizar la relación rentabilidad/riesgo con baja correlación con los mercados de acciones asiáticos, así como la de ofrecer protección frente a caídas. 

Para conseguirlo los gestores – James Kim, Tai Panich y Jing Wang, basados en Singapur- se sirven de su conocimiento local. Mediante un análisis fundamental, identifican temas estructurales –como el aumento de turistas chinos en Japón o las dificultades del comercio minorista en Hong Kong-, cuyo efecto evalúan sobre sectores y empresas.  Cada tema se expresa en cartera mediante la combinación de posiciones netas largas y cortas, neutralizando la sensibilidad frente a variaciones del mercado para generar alfa. También pueden introducir ideas oportunistas en el corto plazo. El fondo está denominado en dólares y dispone de clases con cobertura en euros. 

El mundo emergente es asimismo el universo en el que va a invertir el último fondo que ha registrado Kames Capital en España, el Kames Emerging Market Bond Fund. No obstante, este producto de renta fija cuenta con un enfoque long only con el que pretende batir en rentabilidad al índice JPM Emerging Market Bond Index Global Diversified IG; pasa a formar parte de la gama de renta fija de la gestora escocesa. El fondo, gestionado por Scott Fleming y Alex Pelteshki, comprará principalmente deuda con grado de inversión de emisores soberanos y corporativos de mercados emergentes, denominada en divisa extranjera. Debe invertir al menos un 80% de sus activos en bonos de mercados emergentes y mantendrá al menos un 80% de sus posiciones en títulos con grado de inversión. El fondo estará denominado en dólares pero también contará con clases de acción en euros y en libras esterlinas. 

Dos propuestas de renta variable…

Henderson ha vuelto a ampliar su oferta de fondos de renta variable con reparto de dividendos con el lanzamiento del fondo Henderson Horizon Pan European Dividend Income. El fondo estará gestionado por Nick Sheridan, quien también gestiona el fondo Henderson Horizon Euroland.

Su objetivo es generar rentas superiores a la media del mercado en el segmento de la renta variable europea. Se gestionará utilizando una metodología contrastada y diseñada para eliminar el ruido del mercado e identificar los valores que ofrecen el mayor descuento frente a su valor razonable, ofreciendo así posibilidades de arrojar una rentabilidad total superior a la media.

También ha reforzado su oferta de renta variable Mirabaud, en este caso en el segmento de pequeña y mediana capitalización. Tras la adquisición en agosto del equipo de renta variable European Small and Mid Cap, liderado por Ken Nicholson, Mirabaud ya cuenta con más de 90 millones de euros bajo gestión en esta área y la previsión es que se alcance en los próximos años unos 1.000 millones de euros gestionados. 

… y tres socialmente responsables

Buena muestra del interés creciente por fórmulas ISR innovadoras han sido los tres lanzamientos en este campo vistos en diciembre. El primero pertenece a AXA IM y es el AXA WF Planet Bonds, un fondo verde que tiene como objetivo apoyar la transición de los clientes hacia una economía baja en carbon. Para ello, proporciona a los inversores acceso al creciente mercado global de bonos verde, lo que les permite asimismo obtener exposición a una de las grandes tendencias ISR, el cambio climático. 

El fondo, gestionado por Olivier Vietti, puede invertir tanto en bonos verdes como en emisores que tengan un elevado impacto medioambiental – tanto con grado de inversión como high yield- para así proporcionar suficiente diversificación y liquidez. Utiliza un sólido proceso de inversión, marcado por un enfoque flexible y sin restricciones para obtener diferenciación respecto al índice de referencia. Los emisores presents en el universe de inversión obtienen una calificación ESG elaborada de forma interna por AXA IM para determinar cuáles son los que tienen un mayor compromiso con el cuidado del medio ambiente. 

Groupama, otro de los jugadores veteranos en ISR, ha aprovechado por su parte para registrar en España el Groupama Etat Euro ISR. Se trata de un fondo que invierte en renta fija soberana que utiliza para la selección de bonos la combinación de un análisis financiero con otro extra financiero que introduce criterios ESG. Este fondo está pensado para aquellos inversores que quieran añadir una dimensión del desarrollo sostenible a sus inversiones y beneficiarse de una gestión activa de títulos de emisores soberanos de la OCDE.

El último lanzamiento pertenece a Legg Mason Global AM, que acaba de registrar un fondo de renta variable estadounidense socialmente responsable que gestionará su filial ClearBridge Investments. El Legg Mason ClearBridge US Equity Sustainability Leaders aplica una estrategia de cartera concentrada – entre 30 y 50 valores- que invierte en valores de todo tipo de capitalizaciones que tengan como punto en común que sean empresas interesantes en términos financieros que destaquen en cuanto a criterios ESG.
 
El fondo está gestionado por Mary Jane McQuillen y Derek Deutsch. Ambos gestores emplean un análisis fundamental para poder identificar las mejores empresas, centrándose en sus valoraciones, solidez financiera y su efectividad a la hora de asignar capital. El análisis exclusivo de los criterios ESG —desarrollado por ClearBridge en las últimas tres décadas— está integrado en el proceso del análisis fundamental para poder identificar así a empresas que destacan en lo relativo a sus responsabilidades ESG. Además de identificar empresas que ya aplican buenas prácticas de ESG, el fondo también tendrá en cuenta a aquellas que, en su opinión, están realizando importantes avances para destacar en este ámbito.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Próximos eventos