Tags: Latam |

Devaluación en Argentina, una promesa de compromiso político y mejoría económica en el largo plazo


El gobierno de Mauricio Macri ya ha dejado su primera huella sobre Argentina, al permitir el pasado jueves que el peso cotizara libremente, lo que se tradujo en una devaluación del 35% en un solo día que llevó a intercambiarse cada dólar por 14 pesos, un nivel similar al que cotizaba la divisa argentina en el mercado negro.

“Vemos la devaluación del peso en Argentina como una noticia bienvenida, al eliminar una de las barreras hacia la normalización económica”, comenta Yerlan Syzdykov, responsable de Renta Fija Emergente de Pioneer Investments. Syzdykov recuerda que este movimiento forma parte de una de las promesas electorales de Macri, que había anunciado la eliminación del sistema de tipos de cambio múltiple. “El momento y la velocidad del movimiento ha sido sorprendente, pero con una devaluación de tal magnitud, este mejor tener hecho este movimiento más pronto que tarde, especialmente teniendo en cuenta lo pequeñas que son las reservas del Banco Central”, admite asimismo. 

La conclusión del representante de Pioneer es que, aunque la caída tan abrupta de la divisa “comprensiblemente crea un shock en el corto plazo para el sistema financiero, que verá presiones sobre el sistema bancario y algunas utilities y provocará inflación al alza, los beneficios deberían de lejos compensar a los efectos negativos”. 

“El levantamiento de los controles implica que las compañías y las familias serán capaces de acceder más fácilmente al dólar”, se encarga de recordar la analista Lisa Alexandersson desde Nordea Markets. También destaca las declaraciones que efectuó el pasado miércoles noche el nuevo ministro de Economía argentino, Alfonso Prat-Gay, en las que afirmó esperar un flujo de entrada de entre 15.000 y 25.000 millones de dólares en los próximos cuatro meses para mejorar las reservas de divisas extranjeras.  “Espera que los granjeros que han estado almacenando sus cosechas empiecen a exportar sus bienes, y también está trabajando en una línea de crédito con un grupo de bancos de Wall Street que espera que esté lista en los próximos diez días”, observa la experta. 

Adicionalmente, el banco central de Argentina aprovechó la semana pasada para elevar los tipos de los depósitos de corto y medio plazo en 800 puntos básicos. “Es probable que continúe el endurecimiento de la política monetaria para enfriar los efectos inflacionarios procedentes de la devaluación”, anticipa Alexandersson. Ésta coincide con el experto de Pioneer en que, si bien el impacto negativo se dejará notar sobre la economía argentina en el corto plazo, “al actuar rápidamente con los ajustes económicos necesitados hay la promesa de un regreso más rápido de la confianza del inversor y de una economía equilibrada en el largo plazo”. 

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos