Después del mal dato del PIB chino en 2014, ¿qué deben esperar los inversores para 2015?


La tasa anual de crecimiento del PIB de China oficial ha descendido hasta el 7,4% en 2014, frente al objetivo gubernamental del 7,5%. Es el menor crecimiento del gigante asiático en 24 años y ha echo saltar todas las alarmas. El FMI ha rebajado sus expectativas de crecimiento para el Dragón Rojo hasta el 6,8% en 2015. Adicionalmente, los datos oficiales reflejaron que el crecimiento intertrimestral se ralentizó del 1,9% al 1,5%. “El crecimiento durante el último trimestre fue apoyado por los estímulos del Gobierno en forma de relajación de las condiciones de crédito y la aceleración del gasto en infraestructuras, pero es notable que no se cumpliera el objetivo del 7,5% a pesar de ello” hace notar Craig Botham, economista de mercados emergentes de Schroders. Botham considera que “parece que Pekín es más cauto en su uso de palancas económicas con respecto al pasado, al incrementarse los desequilibrios e inestabilidades”.

Desde la gestora están trabajando con la previsión de que el crecimiento chino seguirá ralentizándose a lo largo del primer trimestre del año “al golpear las reformas fiscales y la caída de ingresos por venta de tierras los presupuestos de los gobiernos locales”. Botham indica que “esto supondrá más estímulos, en forma de recortes en los tipos y en el ratio de reservas, pero también esperamos que se fije un objetivo de crecimiento más bajo para este año y que no se cumpla”. Señala que “la expansión de la banca en la sombra en diciembre, a medida que las inyecciones de liquidez llegaban al sistema, apuntan a una de las razones de las dudas del gobierno sobre dar rienda suelta a los estímulos, y también será el caso para todo 2015”. 

Invertir en las reformas: implicaciones y riesgos

Aidan Yao, economista de AXA IM especializado en Asia emergente, ha detectado tres temas clave para invertir en China con la transición a una nueva normalidad en mente: la ralentización del crecimiento, la mejora de la estructura económica y la profundización en reformas económicas. Su pronóstico para el primer punto es que el PIB podría caer hasta el 7,1% en 2015 por razones estructurales (empeoramiento del perfil demográfico) y cíclicas (apalancamiento y exceso de capacidad). Yao considera que contribuirán a mitigar los efectos negativos de estos factores la caída del precio del petróleo, y de hecho calcula que un petróleo más barato podría añadir al PIB un 0,2%.

El economista asimismo apunta a un regreso al convencionalismo de los estímulos monetarios, con los tipos y el ratio de reservas actuando como parachoques de las fuerzas deflacionistas. “El incremento del apoyo fiscal mantendrá elevado el crecimiento en inversiones en infraestructuras, aunque una parte creciente de esa inversión se dirigirá hacia motivos sociales (pensiones, salud, educación)”, puntualiza.

Las reformas que está sacando adelante el Partido Comunista de China (PCCh) tendrán a su vez varias implicaciones para el mercado. Destaca en primer lugar que, si el Banco Popular de China continúa con los estímulos, habrá margen para que los tipos de los bonos de largo plazo sigan cayendo. En segundo lugar cabe mencionar que el renmimbi podría depreciarse ligeramente contra el dólar este año, pero la caída sería mitigada por un gran superávit comercial y la internacionalización continuada de la divisa. Finalmente, de continuar la profundización en las reformas con éxito, desde AXA IM predicen un rally de las acciones chinas, tanto las de clase A como las de clase H, aunque con retornos inferiores a los vistos el año pasado.

En la parte de los riesgos, Yao enumera cuatro obstáculos principales: el incremento del riesgo de deflación, los grandes flujos de capital de salida del país como consecuencia de una subida de tipos en EE.UU. o por la depreciación del renmimbi, el riesgo de defaults que no sean bien gestionados (lo que causaría pánico en el sistema financiero) y una corrección brusca en la renta variable por la venta apresurada de operaciones apalancadas.

A mal tiempo, buena cara

Dos gestoras internacionales acuden a diversas variantes de este proverbio español para referir su visión sobre la economía china. Una de ellas es Newton, parte de BNY Mellon IM. "Aunque en la superficie parece que el crecimiento del PIB está en línea y que el mercado de acciones clase A de Shanghai lleva en un rally desde noviembre del año pasado, como inversores de largo plazo somos conscientes de los riesgos subyacentes en la economía”, explica Amy Leung, miembro del equipo de renta variable asiática de Newton. Ésta añade que, a pesar de los distintos desafíos que afronta China, la visión de Newton es que “los fundamentales de la economía aún no se han reflejado en las valoraciones”. Asimismo, expresa su convencimiento de que “el Gobierno chino sigue estando genuinamente comprometido con las reformas guiado por su líder actual, Xi Jinping”. Por ello, en Newton siguen estando positivos en el largo plazo desde un punto de vista estructural, aunque esperan algo de volatilidad entre el corto y el medio plazo por la combinación de lo que denominan “triple exceso”: exceso de capacidad, de deuda y de contaminación.

De estos problemas, destaca el excesivo apalancamiento, que recientemente ha alcanzado el 250% del PIB. “Sin embargo, no estamos completamente bajistas en el frente de la deuda”, aclara Leung. “A diferencia de algunos mercados, la deuda china está financiada domésticamente casi por completo, la tasa de ahorro es elevada y existen varios controles gubernamentales y ‘colchones’ financieros que deberían ayudar a China a ofrecer a su economía al menos algo de protección en el peor escenario posible”, añade. Más allá del desafío que va a suponer el desapalancamiento de la economía, la experta señala como un problema de relieve la inflación generada por los salarios, dado que China espera la contracción de su tasa de población activa; sólo en 2014 decreció en 2,4 millones la proporción de personas en edad de trabajar.

Leung también prevé que se produzca algo más de estímulo, aunque alerta del uso indebido de herramientas monetarias: “El alivio prefijado fue un tema en 2014, con el gobierno proporcionando financiación que se podían permitir las pequeñas y medianas compañías y para los sectores agricultor y de vivienda social. El peligro está en que algunas de las herramientas monetarias que está usando China están empezando a perder su efectividad”. La representante de Newton puntualiza que en su firma sí esperan “alguna inyección de liquidez”, pero aclara que “no anticipamos ninguna avalancha de medidas de estímulo cuantitativo que pueda inflar sectores que ya están sufriendo de exceso de capacidad”. 

Desde JK Capital Management, filial de La Française AM, reivindican en cambio que, después de un difícil 2014 en el que la macro tuvo un gran protagonismo en los mercados, en 2015 será el análisis fundamental quien guíe a las bolsas. Dicho esto, declaran que “en China hay un sentimiento muy palpable de optimismo” porque, a pesar de la ralentización de la economía, “el presidente Xi Jinping se las ha apañado para convencer a muchos chinos de que él es la persona adecuada para manejar la tarea de reformar la economía”. Desde la firma destacan que Xi Jinping ha ganado mucha credibilidad en los últimos doce meses gracias a la lucha contra la corrupción, contra el shadow banking y contra el exceso de deuda de los gobiernos locales. También exponen algunos de sus logros; por ejemplo, al liberalizar la financiación a instituciones mientras que ha ido abriendo gradualmente el mercado de capitales chino, se ha conseguido que el mercado chino de renta fija se haya convertido en el tercero de mayor tamaño del mundo, con un valor aproximado de 5,3 billones de dólares.

De todas las reformas que quedan por ejecutar, la predicción de JK Capital Management para este año es que empezará a tomar cuerpo la reforma de las empresas estatales, temática en la que ven gran potencial para invertir: “Vemos que el gobierno chino empujará a las compañías a convertirse en jugadores globales”.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos