Tags: Latam |

Despejando las dudas que se ciernen sobre el mercado de renta fija


¿Cómo afectará el 'tapering' a los mercados de renta fija global? ¿Cuál es el entorno actual al que se enfrentan los selectores de bonos? ¿Recuperará el billete verde su fortaleza en 2014? ¿Está la crisis de deuda europea desapareciendo o todavía está lejos de acabar? Cuatro expertos de las gestoras afiliadas a Natixis Global Asset Management (NGAM) han querido compartir sus opiniones sobre cómo afectará la retirada de los estímulos monetarios de la Reserva Federal a los mercados mundiales de renta fija, cómo será el entorno para la inversión en bonos y cómo evolucionará la situación de la deuda europea en 2014. Son todos ellos temas de crucial relevancia para el inversor de renta fija, que actualmente se pregunta cuál es la mejor manera de abordar una clase de activo que se presenta complicada por la fuerte presión que podría ejercer sobre el mercado un posible aumento de la tir del bono del Tesoro de Estados Unidos.

Elaine Stokes, responsable de renta fija en Loomis, Sayles & Company

Ahora que han mejorado las perspectivas económicas de Estados Unidos, a Stokes no le extraña que la Reserva Federal haya decidido empezar a reducir sus compras mensuales de activos. La experta opina que en 2014 las oportunidades en renta fija dependerán de la habilidad de los inversores para seleccionar títulos. “Un entorno como el actual, con bajos tipos de interés y potenciales subidas de tipos, no es el más idóneo para la renta fija, pero quien sea capaz de identificar los títulos con mayor potencial, ya sea por la estructura del bono o porque el crédito podría registrar mejoras, podría beneficiarse de un estrechamiento de los diferenciales y hacer dinero en renta fija”, apunta.

Stokes cree que ahora mismo el segmento high yield ofrece las mejores oportunidades, pese a que las rentabilidades de la deuda corporativa high yield siguen siendo inferiores a su media histórica. Otros sectores de alto rendimiento, como los préstamos bancarios y los bonos convertibles, también ofrecen rentabilidades atractivas que podrían mejorar con las subidas de tipos: “Cuando los tipos suben, el tipo variable de los préstamos bancarios resulta beneficioso, mientras que el componente de renta variable de los convertibles les permite capturar los avances”.

Entre los sectores más prometedores en 2014, la responsable del equipo de renta fija de Loomis, Sayles & Co. se decanta por salud y tecnología, sectores que se benefician de tendencias estructurales de crecimiento. En cuanto a los retos a los que tendrá que enfrentarse la renta fija este año, Stokes señala la falta de liquidez y la incertidumbre que rodea el fin de la expansión cuantitativa por parte de la Fed, dos factores que, en su opinión, generarán volatilidad en los próximos años.

Olivier de Larouzière, director general de tipos de interés europeos en Natixis Asset Management

De cara a 2014, De Larouzière no ve una tendencia clara para los tipos de interés soberanos y espera pocos movimientos −alcistas o bajistas− a causa de las laxas políticas monetarias, el escaso crecimiento y la falta de inflación. En Europa, la fortaleza del euro supondrá un lastre para la economía de la eurozona. “Sabemos que es un obstáculo para el crecimiento de la región y es algo que habrá que solucionar en algún momento”, afirma el experto.

De Larouzière no espera que los tipos de interés europeos a corto y medio plazo aumenten en 2014, pero los tipos a largo plazo podrían ganar unos 50 puntos básicos, sobre todo si el BCE pone en marcha nuevas medidas de estímulo como las operaciones de financiación a plazo más largo (LTRO). “Esperamos que se aprueben medidas hacia el final del primer trimestre o en el segundo y que se traduzcan en mejores datos de crecimiento económico e inflación a finales de año”, apunta.

El experto coincide con Stokes en que la liquidez será uno de los temas clave de 2014. En deuda soberana europea, De Larouzière cree que España e Italia ofrecen las mejores oportunidades y en cuanto a las divisas, se decanta por el dólar ya que, “en algún momento, el ‘tapering’ de la Fed acabará provocando una apreciación del dólar frente a otras divisas”.

James Grabovac, responsable de bonos municipales en McDonnell Investment Managers

Pese a la atención mediática que recibieron los bonos municipales en 2013 por casos como la quiebra de la ciudad de Detroit, Grabovac se muestra optimista con respecto a las perspectivas del mercado de bonos municipales para 2014. “Los tipos de interés se sitúan en niveles superiores a los del año pasado, lo que genera buenas oportunidades, y no anticipamos fuertes subidas de tipos a corto plazo”, ya que, como explica el experto, los tipos de interés a largo plazo tienden a moverse con la inflación y, ahora mismo, los niveles de inflación en Estados Unidos están en niveles cercanos al 1,5%.

Grabovac señala que, históricamente, los bonos municipales se han comportado mejor que otros segmentos de renta fija en entornos de subidas de tipos debido a cómo funciona la oferta en este mercado. “En situaciones normales, los emisores aprovechan las bajadas de tipos para refinanciar su deuda pero, cuando suben los tipos de interés, los emisores ven limitada su capacidad de refinanciación. Por eso, cuando suben los tipos, baja la demanda en el mercado de bonos municipales, y viceversa”, afirma el experto, quien también destaca las bajas tasas de impago que registran estos bonos.

Entre los sectores más interesantes para este año, Grabovac se decanta por salud, educación superior y transporte y destaca una tendencia: la de aquellos inversores que temen las subidas de tipos pero que, al mismo tiempo, buscan obtener rentabilidades elevadas, lo que les ha llevado a optar mayoritariamente por bonos municipales con duraciones inferiores a diez años frente a bonos con vencimientos más largos. “Esto ha generado un montón de oportunidades en la parte media y larga de la curva de tipos”, afirma el experto, “especialmente para aquellos inversores capaces de avanzar por la curva en 2014”.

Philippe Berthelot, responsable de crédito en Natixis Asset Management

En un entorno de lento crecimiento y bajos tipos de interés, Berthelot cree que 2014 será un año de carry en el que los mercados de crédito europeo registrarán bajas tasas de impago. “Europa crecerá a un ritmo muy lento, con la posible excepción de Alemania, y no existe riesgo de inflación (de hecho, el riesgo ahora mismo es la deflación). No creo que vayamos a entrar en un entorno de subidas de tipos ya que los bancos centrales mantendrán sus políticas expansivas, al menos hasta mitad de año. Y todo esto es bueno para los inversores en crédito”.

Con una tasa de impago inferior al 3%, Berthelot encuentra atractivo el segmento de deuda corporativa high-yield. El experto también apuesta en 2014 por los bonos de titulación de activos y los convertibles. Para Berthelot, uno de los temas clave del año será la financiación de pymes: “Basilea III limita el margen de maniobra de los bancos para financiar participaciones en empresas, por lo que el sector está trabajando en soluciones innovadoras para que las pymes puedan financiarse mediante préstamos o colocaciones privadas”. El experto también destaca el repunte de las obligaciones garantizadas por préstamos (CLO) en Europa.

Por último, con respecto a la crisis de deuda de la eurozona, y pese a los avances registrados, Berthelot se muestra algo escéptico: “Portugal debe refinanciar su deuda antes de junio, y otros países como Francia e Italia deben acometer la reforma de sus mercados laborales y sus sistemas de pensiones. Aún estamos lejos de poder afirmar que la crisis se ha superado”.

Lo más leído

Próximos eventos