Desmontando el Nordea 1 – Global Stable Equity Fund Unhedged


El fondo Nordea 1 – Global Stable Equity Fund Unhedged ha llegado de celebración a su sexto año de vida, al ser galardonado en la última edición de los premios Morningstar en la categoría de mejor fondo de renta variable global. Claus Vorm – que trabaja desde Copenhagen- y Robers Naess –basado en Bergen, Noruega- gestionan el fondo desde su lanzamiento en 2010 y forman parte del equipo de Multi Activos de Nordea, compuesto por 40 profesionales de la inversión que gestionan 70.000 millones de euros.

Junto con Asbjørn Trolle Hansen, Vorm y Robers Naess fundaron en 2005 la familia Stable products, de la cual cuentan con el sello de consistencia de Funds People los fondos Nordea1- Stable Return, Nordea1- Stable EM Markets Equity y el fondo premiado, el Nordea 1 – Global Stable Equity Fund Unhedged. En el caso del último, los gestores han conseguido situar al producto en el primer quintil de su categoría a tres y cinco años. 

Este producto se caracteriza por la búsqueda a nivel global de acciones que cumplan con el concepto de estabilidad que domina la filosofía de inversión de Nordea. Su objetivo es batir al índice MSCI World a lo largo de un ciclo de mercado, pero con sólo dos tercios de la volatilidad del indicador. 

La selección de valor parte de un análisis cuantitativo bottom-up patentado por la firma. Combina el estudio de los fundamentales junto con un análisis de las valoraciones para determinar si los valores cotizan a un precio atractivo o en línea con el mercado. “La filosofía del Global Stable Equities se basa en la observación sencilla pero poderosa de que las compañías que  utilizan su capital cautamente y hacen crecer sus negocios de forma más conservadora deberían generar resultados comparativamente estables en el largo plazo”, explican desde Nordea. Como consecuencia de este razonamiento, “las acciones de compañías estables deberían ofrecer unos retornos ajustados al riesgo superiores respecto a sus comparables en la renta variable”. 

Definición de estabilidad

De esta forma, se determina la estabilidad de una empresa a través del análisis de su precio de cotización, los beneficios, el ebitda (beneficio bruto), los dividendos y los flujos de caja tanto desde una perspectiva histórica como en previsiones hacia el futuro. “Cuanto más estables hayan sido estas variables en el pasado, más se espera que lo sean en el futuro, y más interesante es la compañía para el equipo”, explican desde la gestora. 

A partir de este filtro inicial, el equipo aplica varios tipos de acercamientos sobre fundamentales para poder refutar sus tesis de inversión. Por ejemplo, se estudian los aspectos específicos de cada compañía, del sector en el que se encuentra y/o por países en relación con las inversiones.  Estos estudios pueden incluir por ejemplo factores de rentabilidad/riesgo, la monitorización de los riesgos o la optimización de la cartera. Una vez tomada una decisión de compra, se realiza un profundo control de riesgos para evitar descorrelaciones inintencionadas en la cartera, que suele estar compuesta por unos cien nombres. 

La mayor exposición de la cartera por países es a EE.UU., con un 65%, seguido por Japón (8,59%) y la zona euro (6,38%). Por sectores, la cartera sobrepondera valores de servicios públicos, real estate, servicios de comunicación y salud. El fondo presenta un sesgo hacia grandes capitalizadas value como resultado del proceso de selección. En el top 10 de posiciones figuran nombres como Johnson & Johnson, Verizon o Procter & Gamble. 

Gracias a este concienzudo enfoque de inversión, el fondo consiguió batir en 2015 al 88% de los fondos comparables, tal y como se resaltó en la entrega de premios de Morningstar. El fondo está calificado con cinco estrellas Morningstar y un rating de sostenibilidad de tres globos (en la media).

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos