De Benito, Garrigasait y Martín: ¿Qué miran antes de comprar una compañía?


En una mesa redonda organizada por el profesor Rafael Hurtado para sus alumnos del Máster en Bolsa y Gestión de Inversiones de CUNEF, Alfonso Benito, director de Gestión de Inversiones de Aviva, Marc Garrigasait, gestor de Inversiones de Koala y Panda Agricultura & Water Fund e Iván Martín, director de Inversiones de Magallanes Value Investors, debatieron acerca de las oportunidades que ofrecía la bolsa española en 2015 y qué tipo de compañías o sectores veían más atractivas en este entorno.

Antes de invertir en ellas, ¿qué aspectos mira cada uno de ellos? Según Martín, a modo resumido, los aspectos más obvios y en los que “a veces se pierde un gestor” son los datos objetivos proporcionados por la cuenta de resultados, el balance, los ratios, el nivel de apalancamiento… No obstante, considera que lo primordial es llevar a cabo una aritmética sencilla y “saber si compramos caro o barato”, añade.

Por otro lado, cree que es relevante también minimizar los impactos negativos con empresas que tengan poca deuda. “En la mayoría de los casos, una empresa desaparece por la deuda, la que no tiene, no quiebra”, subraya. Asimismo, destaca como aspecto cualitativo a tener en cuenta la calidad, integridad y honestidad del equipo gestor, demostrable por su pasado.

Para Benito, “negocios buenos con gestores honestos es la opción más probable de éxito” ya que “las cifras contables pueden mostrar una verdad parcial por lo que hay que indagar mucho en ellos”. Además, diferencia entre la inversión en compañías y en mercados financieros, donde la primera “te dará buenos resultados” y la segunda “volatilidad en los resultados”.

El perfil de inversión diferente a los anteriores de Garrigasait, le lleva a señalar que “a nivel internacional, es más difícil conocer al equipo directivo”. Desde su punto de vista, el factor más “sagrado” para analizar es el estado del cash flow, un punto que “enseña las vergüenzas de los directivos”. “Mirar las ventas y los beneficios, no sirven mucho”, concreta.

Este simple análisis de analizar el estado de cash flow y ver las inversiones que hacen, permite descubrir a qué dedican el dinero (pagar dividendo, comprar empresas…) y si están endeudándose o no”. En este sentido, puntualiza, “si la cuenta de resultados es parecida al cash flow, significa que la gestión es muy buena, mientras que si los resultados son buenos y el cash flow negativo, algo que ocurre muchas veces, entonces es que el directivo se preocupa mucho más por enseñar buenos números aunque contablemente pudieran ajustarse”.

¿Qué hay que hacer para ser gestor?

En un ejercicio de explicar a los alumnos del Máster qué aspectos debe reunir un gestor, Benito especifica que una fuerte vocación analítica, paciencia, asumir y aprender de los errores son algunas de las facetas más destacables para desempeñar bien esta profesión. Una labor que, según indica, “poco tiene que ver con lo que se muestra en las películas”.

Según Martín, lo más importante en una persona es la integridad, es decir, “algo que no se estudia, la ética financiera”. “Esto no va de ser el más listo de la clase”, precisa.

Garrigasait piensa que se debe ser experto en contabilidad y en analizar un balance, además de en macroeconomía y geopolítica. Por otro lado, cree que la parte analítica tiene que dominar a la parte impulsiva, una actitud que se va ganando a lo largo de los años. Asimismo, ante la dificultad de cubrir todo, lo mejor es centrarse en lo que mejor se te de.  

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos