"Cuando vendemos el fondo a los intermediarios, queremos que puedan dormir tranquilos"


Mark Denning gestiona, junto con Alfonso Barroso y David Riley, el fondo Capital Group European Growth and Income. Este fondo de Capital Group tiene la peculiaridad de que su cartera está dividida en tres compartimentos diferentes en  los que caben inversiones en renta variable de sesgo value, growth y blend. El equipo se conoce desde hace 20 años y está tan bien engrasado (conjuntamente gestionan uno de los fondos  globales más grandes de la industria con cerca de 90 billones de dólares) que Denning declara sobre sus colegas: “No nos comunicamos diariamente porque no lo necesitamos. Los tres tenemos estilos complementarios y hemos vivido juntos muchas situaciones de mercado diferentes. No necesito saber qué hacen mis compañeros, veo diariamente sus operaciones”. Lo que sí hacen es reunirse trimestralmente y participar con regularidad en conference-calls.

El gestor admite que se ha dado la circunstancia de que al menos dos de los gestores han comprado en el pasado el mismo valor, aunque esto ha sucedido en raras ocasiones. “Es muy raro que los tres tengamos los mismos valores porque eso sería sinónimo de una gestión de consenso y ese estilo no nos gusta”, afirma sobre esta situación.

El experto reivindica la fiabilidad y la estabilidad del proceso de inversión que siguen él, Barroso y Riley a la hora de diseñar la cartera del Capital GroupEuropeanGrowth and Income. Un proceso que ha permitido situar al fondo en el primer decil  de su categoría en los últimos tres años. “Cuando vendemos el fondo a los intermediarios, quereremos que puedan dormir tranquilos. Estamos tan obsesionados con los resultados consistentes y a largo plazo que algunos podrían tildar nuestro fondo de aburrido”, señala Denning. Explica que el equipo gestor realiza muchos controles de calidad y liquidez y cuenta con el soporte del back office, donde se aseguran de que se pueda invertir en cada acción. También reivindica la necesidad de independencia: “No le decimos a los gestores cómo invertir, son sus propias decisiones. Queremos que hagan inversiones por convicciones, no por órdenes, y no se fomenta el cortoplacismo”. De esta forma, las decisiones de compra suelen tener un horizonte de cuatro años vista, lo que explica el bajo porcentaje de rotación de la cartera, entre el 20 y el 25%.

Cabe destacar que Mark Denning es un veterano de la gestión con más de 30 años de experiencia en el mercado –declara seguir algunos valores desde hace 20 años- y es el que tiene el sesgo más value de los tres gestores. Asimismo, su parte de la cartera es la más concentrada, en torno a los 20 valores (la cartera al completo suele oscilar entre los 70 y los 80 nombres). “Siempre he sido de cartera concentrada, te obliga a ser más activo y estar más pendiente de los valores”, aclara sobre este punto.

¿Qué características busca este gestor cuando quiere invertir en una compañía? “Soy un inversor de la vieja escuela, a la hora de buscar compañías miro el PER”, declara al respecto. Añade que su pretensión es “comprar compañías con un PER inferior a lo que vendemos”. Adicionalmente, indica que él y su equipo –los tres gestores se apoyan en los consejos de 75 analistas de Capital Group distribuidos por todo el mundo- también buscan “buen crecimiento de los beneficios, visibilidad de los resultados y una rentabilidad por dividendo atractiva, y que todo esto mejore a lo largo del tiempo”. El experto aclara que en ocasiones muy señaladas puede invertir en situaciones especiales, “pero sólo cuando lo vemos claro”. Un ejemplo fue el caso de Bank of Ireland. “Estaba claro que necesitaba refinanciación y el gobierno no quería aportarla, y era el único banco operativo de facto de Irlanda, así que compramos un porcentaje significativo de la compañía”, explica Denning.

¿Dónde están las oportunidades?

Al preguntarle a este veterano si ahora los valores con sesgo value presentan mejores oportunidades con respecto a los que tienen un perfil growth, ofrece una respuesta repleta de matices: “Últimamente los valores con sesgo growth se han portado muy bien, el truco está en saber saltar de ese tipo de inversiones a otras, saber cuándo es momento para el value o para el growth y efectuar la transición sin asumir riesgos de más”. Dicho esto, Denning aclara que, en términos generales, “el mercado no está barato”. Por ello, insiste en que “hay que preguntarse si el value es caro con respecto a qué: en cuanto a beneficios, el growth cotiza con prima respecto al value, pero por ingresos normalizados, el value presenta más potencial de crecimiento de beneficios respecto al growth”. Debido a esta situación, el gestor admite que en diciembre fue más cauto de lo normal e incrementó un poco la posición de efectivo de la cartera. “Intentamos no superar el 10% de efectivo en cartera, ahora está cerca de ese límite”, indica al respecto.

La visión del gestor con respecto a la zona euro también está repleta de matices, ya que afirma que “si la eurozona se recupera, el value lo puede hacer bien. Las compañías son más competitivas que hace cinco años. No obstante, los valores growth no parecen muy sobrevalorados”. El representante de Capital Group vuelve a las comparaciones, al afirmar que “la eurozona está barata, sobre todo respecto a Estados Unidos”. Aclara que, si bien la zona euro está cotizando con descuentos históricos, “eso no implica que Estados Unidos siga comportándose bien ni que la eurozona lo vaya a hacer mal”. Eso sí, declara que encuentra “muy sobrevalorados” algunos sectores de Estados Unidos: “Tengo dudas sobre el éxito de algunas compañías basadas en internet”. Añade que “el petróleo podría ser una preocupación por las caídas, pero hay que ser pacientes y esperar a la consolidación”.

“Las expectativas de la gente están muy bajas con Europa, y eso que hay compañías que son fantásticas y globales. Para el primer trimestre esperamos sorpresas positivas de beneficios en Europa por la caída del euro y negativas en Estados Unidos, por la apreciación del dólar”, insiste Denning. Ve dos factores de apoyo, la caída del precio del petróleo y los programas TLTRO del BCE (señala que han sido de mayor tamaño que el programa ‘FundingforLending’ del Banco de Inglaterra). Esto le lleva a reiterar que “va a haber gran probabilidad de sorpresas positivas en la zona euro”. Es por ello que Denning da el siguiente pronóstico sobre retornos de cara a este 2015: “Nuestras expectativas de retornos para este año están en torno al 5% o un poco más. En un escenario en el que haya un 1% de inflación, es realista conseguir entre un 7% y un 8% de retornos”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos