¿Cuáles son las clases de activos más efectivas para diversificar la cartera de un fondo mixto?


Debido a la importancia que ha adquirido la inversión en multiativos durante la última década, BNY Mellon Investment Management ha realizado un informe especial sobre las peculiaridades y oportunidades que ofrecen esta clase de fondos. El trabajo se basa en las opiniones sobre inversiones de varias gestoras especializadas de la firma, entre las que se incluyen Alcentra, Mellon Capital, Newton y Standish. El objetivo: explorar las últimas tendencias del mercado y analizar las perspectivas para los próximos 12 meses. El informe arroja una gran conclusión: las energías renovables, el yen japonés y los bonos de alto rendimiento estadounidenses son considerados las clases de activos más efectivos para la diversificación de la cartera de un fondo mixto durante los próximos 12 meses.

En cuanto a los activos vinculados a las energías renovables, Paul Flood, director del fondo de activos mixtos de Newton, explica que “por su considerable generación de flujos de efectivo, sus elevados beneficios y el importante respaldo con el que cuentan gracias a las subvenciones gubernamentales, los activos de las energías renovables serán los más eficientes para obtener rentabilidad durante los próximos 12 meses. En nuestra opinión, la combinación de estos tres factores significa contar con flujos de efectivo favorables de carácter estable y que van acompañados de un alto grado de certeza".

En lo que respecta al yen, Suzanne Hutchins, responsable de la cartera de rentabilidad real de Newton cree que “aparte del efectivo, el yen japonés es un diversificador menos correlacionado con los activos de riesgo. Contar en la cartera con activos reales como el oro ha sido un componente importante de la estrategia, especialmente durante los tiempos de incertidumbre. Con el tiempo, pensamos que el oro retendrá su poder de compra; no se puede decir lo mismo del dinero fiduciario".

En relación al poder diversificador del high yield americano, Raman Srivastava, subdirector adjunto de inversiones en Standish, explica que “la volatilidad continúa estando a niveles relativamente bajos en muchos mercados de tipos de interés, lo que permite el uso de opciones que contribuyan a facilitar las ganancias. Algunas partes de los bonos de titulización y los bonos hipotecarios sobre inmuebles comerciales ofrecen diversificación y una correlación menor con los márgenes de valores de renta variable y de bonos corporativos".

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos